El Baúl de los Relatos Perdidos

Mi amigo escritor y yo íbamos hablando, y se me ocurrían mil historias que escribir también.

Lo sabía: tenía una nueva y fabulosa historia en mente. Iba a contársela a mi camarada de gremio artístico, pero el cambio de conversación que se dio de repente hizo que se me olvidase, sin remedio. 

¡Qué rabia! Otra historia perdida. Otra historia directa al baúl de los relatos perdidos. Ese baúl que se abre cuando quiere -si se abre- y que guarda las historias que nunca se han escrito ni se escribirán.

Mi amigo me decía al contarselo: "Ese baúl que guarda los secretos de la humanidad"

Comentarios

Aplicación para Android

¿Quieres acceder a mis poemas y relatos en tu móvil? ¡Descárgate la aplicación de AnimaeCordis! Pincha en el símbolo para descargarla:



Saldrá "Vista previa no disponible". No importa, descárgalo y ejecuta el archivo desde tu dispositivo Android, ¡y listo!

Entradas populares de este blog

Monólogo autobiográfico

Deseo