Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2016

Clamor y búsqueda pacífica a los cuatro mares eléctricos de sangre tormentosa

BÚSQUEDA PACÍFICA
He recordado. Raro en mí que soy de memoria jabonosa, de emociones pulcramente misceláneas rezumosas y humanas. Extrañas.
He recordado una evocación. O mi cabeza me ha evocado un recuerdo. No lo recuerdo.
Pero sé que tengo un mar en calma entre mis venas jabonosas, con misceláneos electrones rezumando de la superficie de mis aguas.
Ningún mar humano es eléctrico si antes no ha habido tormenta
Y el mío puede ahora cortar si se disparase a presión industrial sobre una plancha férrea.
El mío puede ahora retrizarse en mil pedazos de labia bífida y cortarse a sí mismo media lengua para que el subtexto que guarda sangre sobre mi garganta.
¡Mar de sangre eléctrica ¡Tormenta! ¡Tormenta! ¡Amarillo ocre! ¡Azul magenta!
He recordado. Raro en mí que soy de memoria… de emociones… misceláneas rezumosas… Extrañas.
¡Como la montaña! ¡Dios se apiade de mi mar de sangre! ¡Alá! ¡Yahvé…! ¡Llueven mares! ¡Noé! ¡Sálvame! ¡Llévame! ¡Pero no me mates nunca más!
He recordado. Raro… … soy de …

¡Sobrevive!

"Estoy demasiado triste para que mi tinta hable:     se entrecorta y no quiere escucharme"


¡Sobrevive     a los vórtices     a los rostros     a los caminos     a las cascadas negras     a los iones sueeltos de tu alma     a los anillos que ruedan sobre tu cuello     al infinito     a las hojas que caen de los árboles     a mirarte en un espejo deformado más allá de lo enmarcable en escala de grises;
    a la VIDA!

Él (La respuesta)

Siento… Siento. Libertad, debiera ser. Pero no lo siento. Siento…
Algo se planta en medio de mis cabellos parte sus folículos en dos y de la masacre quedo calvo. A esto, mis médicos le llaman…
¡No me sirve! ¡No! ¡No! ¡No! ¡No! No. No… ¿Nunca?
Puede ser que nunca… ¡Libre! ¡Sí ¡Eso es! ¡Lo soy! Soy lo que soy lo que… ¿Soy? ¿Lo… soy…?
Siento que cuando respondo a mis preguntas las respuestas no terminan nunca… Pregunte las veces que pregunte Pregunte las veces que responda Responda las veces que pregunte, que responda, que pregunte, que responda, ¿qué pregunto?
Nada responde… Nadie. Sea quien sea ese. ¡Y es injusto! Él parece que es libre. ¡Eso es lo que es! ¡Lo es! Y no lo busca nunca… ¿Nadie?, no. No lo haría nunca No lo ha hecho. No puede. No. No, no, no.
¡Jamás!
¡Eso no se busca!
La libertad se… se… No sé. No aún. No puedo. No. No. ¡Pero nadie, sí!
¡Él es libre! ¡Lo es! ¡Es lo que es lo que es lo que…!

Ojito en luna

Cable oscuro de luna sobre sobres cerrados, raspa chispas de estrellas.
Mocosos de lacrimones llueven relámpagos de estaño sobre la tierra yerma.
“Mamá, no hay dinero” “Mamá, no hay dinero” “Me gasto en estaño, en luna, en rayos”
“Mamá, no me calla esta tierra yo apunto más alto” Después, me despierto.


en colaboración don Diego Landaluce