Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2013

Tocayos

Imagen
Siempre me habían llamado Alguien
pero siempre he querido ser Yo.
Siempre hay algún Don Nadie
que quiere quitarme la ilusión.

En mi DNI ponía "Alguien Persona"
y me lo cambié por un simple "Yo".
Pues Yo soy el único libre, y que razona
una persona única, con convicción.

Casualidades de "la vida pronominal"
me empecé a rodear de "Alguienes"
pero el ser yo, me hacia estar mal
pues no me aceptaban ni un ápice.

Era diferente, porque lo era así
y era Yo porque quise serlo.
De vez en cuando veía Yos por ahí
enmascarados; no podían verlos

pero yo, que al fin y al cabo, era Yo
podía distinguir quien tenía corazón
único en esos muros de hormigón
que algunos usaban de armazón.

A ese escudo le llamé mentira.
Otros le llaman falta de personalidad
pero yo lo llamo "un sogatira
entre una vocación que no puede volar".

Andando en el basto mundo de lo igual
un día me quede muy sorprendido
al ver a otros Yos que no querían parar.
De hecho, están bastant…

Miradas de un alma muerta

Cuando la vida te une
todo es bonito, y más si es desde pequeño.
Cuando la vida te destruye todo sigue siendo bonito pero no existe el empeño.
Sólo cuando la vida de un amigo se destruye sabes que el que era tu amigo, ya no lo es. Sólo cuando ves cambiar la vida que unía cada uno por su lado, individual uno puede cogerlo, y otro se puede equivocar.
Pero, qué dolor se siente al no equivocarse si tu amigo se ha equivocado y qué dolor es quedarse esperando y sonriendo sabiendo que el que es tu amigo por dentro ahora está  muriendo y algún día, dejará de serlo.
Porque ya no te necesitará o no podrás tu estar o él no podrá soñar (pues no habrá futuro que soñar) o, en el peor de los casos a pensar si como el mío es un skinhead,  morirá.
Mi amigo tiene y tenía bondad pero quizá sea ahora ya de hacer una sepultura a la amistad.
La mirada muerta de unos ojos que ya no pueden mirar La mirada de unos ojos movidos sin corazón, al azar.
La mirada de un alma destrozada que fue convencida sin conven…

Entradas con Música

¡Buenas a todos! Veréis, últimamente me ha dado por componer música y se me había ocurrido una idea... 

Dado que la música es una de mis principales fuentes de inspiración, ¿por qué no emplearla para crear nuevas historias? Bajo esta premisa he decidido crear una sección llamada "Musical" en las que pondré la pista de música (siempre creada por mi) más el relato que me han inspirado la pista.

Tenéis un ejemplo en esta entrada: Ejemplillo...

Nada más por hoy. Recordad que tenéis un apartado de comentarios abajo, uno de sugerencias arriba, y que siempre podéis compartir si has gustado.

Me ayudaréis mucho con eso, gracias.

¡Una luz para vuestras sombras! =)
Shathu.

Hacia la Oscuridad

Imagen
Estaba en una cárcel oscura y tenebrosa, sólo amparado por un haz de luz en la luna llena. Me despierto sorprendido al ver que la puerta está abierta, y no hay nadie vigilando. Salgo sigilosamente, confiado.

Sin saberlo, alguien me persigue. No tardo en darme cuenta de su presencia. No saben realmente dónde estoy, eso me alivia. Por la espalda oigo a un guardia. No dice nada. Al darme la vuelta veo que me está señalando. El único ruido en el pasillo es el de mi mente silenciosa. 
Corro hacia el final del pasillo. Me encuentro con un foso cilíndrico. Me escondo en el los pasillos circundantes al foso, con esperanza de que no mirasen a los lados. No funciona. al verme, me cogen y me arrojan por él. En la caída voy chocando con las paredes. Sobrevivo. Me despierto de nuevo por el haz de luna que daba al fondo del foso. Mi confianza del principio se ha desvanecido. Veo otro pasillo y me vuelvo a esconder. Entro de nuevo en la oscuridad. 
Sin darme tiempo a relajarme, ya estoy oyendo de n…

Sueños con Perspectiva

Desde la perspectiva
todo lo claro es oscuro
pues toda vivencia es altiva
si pasó algún muro.

Ese color grisáceo
al recordar el pasado
Ese "yo" tan reacio
a mirar la andado

viene sin aviso un dia
a recordarte que nunca
ha estado vacía tu vida
por mucho que interrumpa

tu más que inútil rutina
o tu al menos vano interés
en tener algo de una vida
sin futuro y con madurez.

Qué poco exigentes somos.
Eso me parece a mi.
De qué vanas cartas dispongo.
¡Qué caro es el barato vivir!

¿Quién quiere vivir así?
Algún recuerdo o norma
te hace por algo desisitir
a lo que te desborda.

Falta de voluntad
lo llaman unos
Falta de soñar
dicen algunos.

Todos están en lo cierto;
al menos en algo lo están
pues para cumplir los sueños
hace falta voluntad.


Kulias

De pronto abrí los ojos... Vi a un hombre vestido de una manera distinta a mi, pero que en el interior sabía que me gustaba. Su mirada era más experta, algo más fría quizá, pero podía ver en sus ojos que algo de niño quedaba en él. En una décima de segundo, me había identificado con ese desconocido al que me parecería conocer: me había caído bien.
   - ¿Te conozco? -le pregunté algo retóricamente-.
   - No mucho. Algún día lo conseguirás.
   - ¿Qué? -en ese momento todo lo que había pensado sobre él se vino abajo-.
   - Es igual -dijo obviando mi duda- no estoy aquí para hablar de lo que me conoces o no. Sino para, más bien, hacerte yo una pregunta a ti.
Intrigado y confuso soló se me ocurrió preguntarle:
   - ¿Cuál?
   - ¿Estás preparado para vivir?
   - ¿Preparado para vivir? ¿No estoy viviendo ahora? -dije satíricamente-.
   - No -dijo mientras me enmudecía por su contundencia-
Se produjo un pequeño silencio incómodo y prosigió:
   - Verás... Vivir, bueno, vives, pero porque existe…

Más bien loco...

¿Alguien más ha de saludar a mi azar,
o de ser yo quien lo ha de soportar?

¡Más! Una botella de cristal
que contiene el enfado que no voy a lanzar
¡Más! Un acto de libertad
que no me atrevo a hacer aunque me vaya a mermar
¡Más! Mis propios muros pasar
rompiéndolos en lazos al forjar amistad.
¡Más! Ir contra la sociedad
que me impide ser quien soy, por no ser otro igual

¡Más! ¡Quién quiere más!
¿Más cadenas, me vais a lanzar?

¡Bien! Pues hacedlo si queréis
pues solamente el tiempo perderéis
¡Bien! Calladme entre mi hogar
que cuando salga al fin podré avanzar.
¡Bien! Miradme mal al andar
por no poder con muros que no podéis pasar.
¡Bien! Llamadme tonto honrado, da igual
pues no aguando caretas para miedos hartar

¡Bien! ¿Qué más queréis?
¡Llamadme loco porque acertaréis!

¿Loco? Tiraré la botella atrás
a ver si hay una abismo que se la pueda llevar
¿Loco? ¿Por mi libertad?
Mis derechos son algo que nadie puede pisar.
¿Loco? ¿Por pretender querer vivir?
No sabes amigo mío, que triste es no…

Información de última hora

Son las doce de la noche. Un criminal anda suelto. Va en un coche blindado que ha robado a las Fuerzas Especiales, ocasionando al cuerpo de policía cuatro bajas. La gente vive temerosa en sus casas, solamente acogidos por lo que los medios de comunicación les brindan: nadie asegura que no les vaya a a asaltar y matarles como a los policías, pero, al menos, saben por donde va el asesino.

El asesino llega a una gasolinera. Típico escenario americano para dramas de acción. Algún fan de Bruce Willis está disfrutando de las noticias de última hora somo si estuviese viendo la última de Jungla de Cristal. Mientras tanto, el rehén que acaba de capturar el sospechoso (qué nombre tan absurdo "sospechoso" cuando hay testigos y pruebas, por cierto), teme por su vida más que antes. En efecto, es una de esas personas que estaban falazmente seguras viendo por dónde iba el asesino. ¿Qué se le va a hacer? Mala suerte.

El asesino, apodado El Ciego, por sus "cazas" indiscriminadas, t…

Cárcel abierta, pero cárcel

Quizá debería estar haciendo deberes, leyendo los libros que me han encargado, ensayando uno de mis libretos de teatro, pero en vez de eso, estoy aburrido, sentado en la silla de mi habitación cerrada, aislado y perdiendo el tiempo un rato más. Queriendo hacer mil cosas, y no pudiendo hacer ninguna.

De vez en cuando miro mi e-mail, o el móvil. Me pongo a escuchar música o me pongo una película, cosa rara en mi, que no veo ni la tele, sólo por evadirme. Cuanto más me lleno, mas vacío me siento.

A veces desearía poder dejar de escribir esto, saltar de la silla hacer mis ojos como los de un payaso y poner a saltar y brincar por mi habitación hasta la calle en un mezcla entre payaso animador y terrorífico, sin vida y sin mortalidad. Sólo con una sonrisa despreocupada, sin importar la intención.

Una idea genuina cuanto menos, pero al final estoy en mi habitación con la puerta cerrada escribiendo. Desahogándome, más bien, en su más literal sentido. Pues estas cuatro paredes y dos techos, qu…

¡Qué rutina!

Mientras mi padre estaba sentado en el sofá, me iba a la habitación a estudiar. A día siguiente iba al colegio, como buen  bachiller, a sentirme saciado de conocimientos universales.

Pero como mi padre estaba sentado en el sofá al llegar a casa, volvía a empollar los libros otra vez. Por la mañana iba al colegio, como buen estudiante y me nutría de nuevas habilidades intelectuales.

Aunque el caso, es que se estaba viendo la tele en el sofá mientras yo me iba a mi habitación a aprenderme el nuevo tema de hoy. Un día más tarde iba al instituto a aprender y madurar mi inteligencia.

Más tarde, llegaba y mi familia veía la televisión cuando me encerraba a abrir libros en mi cuarto. A la mañana siguiente caminaba al instituto para incrementar mis conocimientos y raciocinio.

Después, llegaba a mi casa y...

 "¡Joder! Ya, ¿no? Que sé que es una rutina, pero déjame en paz" -dijo el estudiante-.
"Mierda, me ha jodido el relato" -dijo el narrador-.

Sólo hay que sentir

Un dedo toca la superficie en la oscuridad más perfecta. Atraviesa la capa de agua, y llega a un suelo de cristal. Cuando levanta el dedo del suelo, una luz esférica, mate y agradable se queda como remanente de la reciente presencia del dedo en el suelo. La bola de luz se funde con el cristal en un instante.

Antes de un parpadeo se vislumbra lo que oculta el suelo. Desde el mismísimo fondo del abismo que es cubierto por el cristal se ve ascender un haz de luz hasta donde tocó el dedo. El agua por encima del suelo se agita formando acompasadamente círculos concéntrico respecto al punto de luz. La luz estalla en rayos, formando ángulos rectos, que se pasean fugazmente a ras de suelo. Parece un mantra desde arriba.

El bonito puzle que han formado es impresionante. Mi silueta negra se encuentra pisando una de las piezas del puzle. De pronto, las piezas desaparecen aleatoriamente. La imagen de ese "mantra" que veía se torna en blanco y negro y desaparece fundiéndose con el negro …

Aplicación para Android

¿Quieres acceder a mis poemas y relatos en tu móvil? ¡Descárgate la aplicación de AnimaeCordis! Pincha en el símbolo para descargarla:



Saldrá "Vista previa no disponible". No importa, descárgalo y ejecuta el archivo desde tu dispositivo Android, ¡y listo!