Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2012

Recuerdos de una Velada

Cuando cierro los ojos
veo muchas cosas.
Cuando cierro los ojos te quiero, pero tengo miedo.
Tengo miedo a quererte por estar ciego. Y te quiero con miedo, con miedo a perderte.
Cuando recuerdo tu sonrisa me veo sonriendo Y al revivir tu recuerdo se me desborda la vida.
Cuando recuerdo tu amistad sin remedio me enternezco Y al mirarme tus ojos abiertos veo lo que escondes detrás.
Cuando recuerdo tus abrazos cierro los ojos y suspiro. Recuerdo el vivir contigo. Con un alma entre mis brazos.
Cuando recuerdo tus besos me muerdo los labios deseando mirarnos con los ojos cerrados al son de uno de ellos.
Cuando empecé a conocerte apenas no te conocía. Ahora has venido a mi vida... ¿Cómo me hiciste conocerte?
Más que un "te quiero" de más quiero un "te quiero" de menos. Más que un beso menos quiero un beso más.
Pero más que todo eso y menos que todo lo demás sé que desde esa noche mi vida ha empezado a cambiar
No sé si a bien o mal, en realidad pero ahora mismo me da igua…

Dime tú

Entre latidos y suspiros  estabas tú. Entre emociones y sonrisas estabas tú.   Entre lazos de afecto estabas tú. Entre mil formas de cariño estabas tú. Entre mi olvido recordado estabas tú. Entre llantos de alegría estabas tú. Entre corazones rebeldes estabas tú. Entre miradas ciegas estabas tú.
Entonces dime: Si siempre estabas, ¿por qué no te encontré? Entonces dime: ¿Por qué viniste a mi vida para no volver?
Entonces dime: ¿Qué hiciste para cambiar así mi corazón? Entonces dime: ¿Qué hiciste para inspirarme amor?
Entonces dime: ¿Por qué no estás cuando te echo de menos? Entonces dime: ¿Qué sentiste cuando te dije "Te Quiero"?

Inocente Opinión

Acababa de terminar la clase de Educación Física (que no "Gimnasia") cuando la profesora me mandó a llevar las pelotas con las que habíamos jugado el torneo a la sala de materiales.

Llevaba unos días preocupado. Soy actor, escritor y artista, y últimamente me estaba planteando muy mucho sí ese destino que tenía ideado para mi vida iba a ser posible, pues era el mismo que esas aficiones, y el mundo tal como está, si ya es difícil una meta como esa, en estos tiempos, más aún.
Mucha gente me decía y dice que tanto canto como actúo bien, incluso gente con nivel y que está en ese mundo, pero necesitaba algo que me hiciese salir del hondo hoyo que yo mismo, bajo mi impaciencia y desesperación limitadas e infundadas por mí mismo, estaba creando en mi autoestima y confianza. Lo que se suele llamar "crisis existencial": que una cosa lleva a la otra y bueno, ya se sabe...
El caso es que me dirigía hacia allí, bajando la rampa hasta la zona de Educación Primaria, el primer pa…

Destino Mágico

¿Habéis oído hablar alguna vez de los milagros? Yo también. No sé que pensaréis vosotros; no creo en ellos. Sin embargo, sí que creo en la magia.

¿Qué es para mi la magia? El poder para cambiar el mundo (otras personas le llaman Amor, y realmente no hay mucha diferencia).
A veces esa magia se esconde en una revolución. Otras en una persona que llega a tu vida. O, incluso, en simples palabras que son capaces de hacer mella en el punto más recóndito de la psique.

El alma humana en realidad es como el cuerpo: hasta que no te tocan ciertas partes, no sabes que existen. Pero eso no significa que no lo hagan.
¿Quién sabe qué podría pasarnos cualquier día? Nadie conoce su destino. Hay gente que cree que no existe. Si algo es el destino, creo que es una hoja en blanco, que con tus experiencias tienes que escribir. Prefiero tener letra pequeña para que me quepan más, pues no sé el tamaño que tiene mi hoja, y por tanto, no sé el tiempo que voy a poder seguir escribiendo.
Solo sé que mientras me…

Mi Corazón

Dejé mi amor guardado en una pequeña caja. En el primer cajón de la derecha, donde se resguardaba del frío, del dolor.

Tiempo hace que estoy tapizando mi corazón con hormigón, más duro que la madera que antes lo cubría.
Saqué de mi casa todos y cada uno de los muebles que guardaba. Todos menos el primer cajón de la derecha de mi habitación.

Voy reforzando la fachada de mi corazón poco a poco. Los demás muebles que tenía en mi casa, se han llenado de polvo en algunos casos de tanto sacarlos y meterlos por reformas. He necesitado hacerlo. El país en el que vivo, Vida, no es precisamente un país con un clima favorable.

Sólo hay un mueble que no saqué de allí, y fue el estante donde guardé mi amor. Todo con el paso del tiempo se ha ido ensuciando, y quiero a todos y cada uno de mi muebles -por ejemplo, en la vitrina guardo los recuerdos, que siempre limpio tras las reformas con mucho cuidado- pero el amor es un objeto tan valioso para mí, que nunca me he atrevido a sacarlo. He preferido p…

Mala Apuesta

Pierdo mis principios
Pierdo mi vida.
Pierdo los vestigios
del rumbo que seguía.

Pierdo sentimientos.
Pierdo valores.
Pierdo pensamientos.
Pierdo perdones.

Pierdo. Esa es la clave.

Llevo un lastre adormecido
que cuando despierta
lanza enfurecido
su más odiosa y funesta
mala carga a mi destino.

Ardor de piel. Emoción.
Basto basto inmerso en todo aquel
que quiso quererme o me hirió.

Inútil esfuerzo. Inútil sudor.
Que viene cuando no lo espero.
Que se queda para crear dolor.

Futuro incierto, nublado y seco.
Destino muerto, atado y mudo.
Camino sin salida, cerrado. Veto.
Raíles oxidados, lentos y rudos.

Mi futuro es incierto
por que al nublarse se secan mis ojos.

Mi destino está muerto
pues no vive con despojos

Encerrado mi camino
pues su fin está prohibido

Oxidados mis raíles
paran el tren, enlentecen mi sino

¿No hay futuro para mi destino?
No lo hay si así lo vivo.

¿No tengo rumbo en el tren que sigo?
No lo tengo si no hay camino.



Beso a Verso se hacen Bersos

¿Quién lo diría? ¿Cuántas veces se nos cruza nuestra propia mirada en el espejo sin darnos cuenta a quién miramos?

"Ven, estancado del pasado. Ya lo han hecho. Han lanzado la pierda al degradado de polvo y grietas a cada lado de la orilla. Se ha desbordado."
Oye. No sé quién eres, pero si no te importa, estaba escribiendo, ¿vale? ¿Te importaría no interrumpir? Es que además no te entiendo. Bueno, como estaba diciendo...
"Las ondas han deshecho  el helecho que te cubría el pecho y el basto lodo ha rehecho la orilla que pretendía el helecho como protector de tu pecho...
Sí... y eso..."
Me estás vacilando, ¿verdad? Oye, y qué tal si dejas de hablar en verso y decir tonterías y hablamos, ¿eh?
"Nunca he pretendido ser obsceno ni ser agravio al ver el reno..."
¿¡Qué reno!? ¿Pero qué dices, tío? Vaya insultos estás haciendo a las metáforas. No dices nada de nada. ¡Insensible!
"¡No me interrumpas y deja de insultarme o si no ya verás pues conmigo irás muy pronto a enfrentarte…