Recuerdos de una Velada

Cuando cierro los ojos
veo muchas cosas.

Cuando cierro los ojos
te quiero, pero tengo miedo.

Tengo miedo a quererte
por estar ciego.
Y te quiero con miedo,
con miedo a perderte.

Cuando recuerdo tu sonrisa
me veo sonriendo
Y al revivir tu recuerdo
se me desborda la vida.

Cuando recuerdo tu amistad
sin remedio me enternezco
Y al mirarme tus ojos abiertos
veo lo que escondes detrás.

Cuando recuerdo tus abrazos
cierro los ojos y suspiro.
Recuerdo el vivir contigo.
Con un alma entre mis brazos.

Cuando recuerdo tus besos
me muerdo los labios deseando
mirarnos con los ojos cerrados
al son de uno de ellos.

Cuando empecé a conocerte
apenas no te conocía.
Ahora has venido a mi vida...
¿Cómo me hiciste conocerte?

Más que un "te quiero" de más
quiero un "te quiero" de menos.
Más que un beso menos
quiero un beso más.

Pero más que todo eso
y menos que todo lo demás
sé que desde esa noche
mi vida ha empezado a cambiar

No sé si a bien o mal, en realidad
pero ahora mismo me da igual.
Di un paso y me cogiste de la mano
y sin previo aviso avanzamos.

Ya hemos hecho camino al andar,
y creo que aun queda camino.
Tengo miedo a hacerlo contigo
por que no sé dónde vamos a parar.

Pero estoy seguro de algo:
eres muy especial para mí.
Te echo de menos, esto es así
y sólo tú puedes pararlo.

No estoy seguro de qué pasó
pero sé que algo pasa en mi.
No sé del todo bien qué siento
pero siento algo por ti.

Aún te debo una noche.
Espero no temblar como la última vez.
Te debo más cariño que besos,
aunque quiero que vuelvan a suceder.

Te quiero. No puedo evitarlo,
ni lo hice, ni lo haré.

Te quiero, ¿algo más que hacer?

Comentarios

Aplicación para Android

¿Quieres acceder a mis poemas y relatos en tu móvil? ¡Descárgate la aplicación de AnimaeCordis! Pincha en el símbolo para descargarla:



Saldrá "Vista previa no disponible". No importa, descárgalo y ejecuta el archivo desde tu dispositivo Android, ¡y listo!

Entradas populares de este blog

Monólogo autobiográfico

Deseo