Mala Apuesta

Pierdo mis principios
Pierdo mi vida.
Pierdo los vestigios
del rumbo que seguía.

Pierdo sentimientos.
Pierdo valores.
Pierdo pensamientos.
Pierdo perdones.

Pierdo. Esa es la clave.

Llevo un lastre adormecido
que cuando despierta
lanza enfurecido
su más odiosa y funesta
mala carga a mi destino.

Ardor de piel. Emoción.
Basto basto inmerso en todo aquel
que quiso quererme o me hirió.

Inútil esfuerzo. Inútil sudor.
Que viene cuando no lo espero.
Que se queda para crear dolor.

Futuro incierto, nublado y seco.
Destino muerto, atado y mudo.
Camino sin salida, cerrado. Veto.
Raíles oxidados, lentos y rudos.

Mi futuro es incierto
por que al nublarse se secan mis ojos.

Mi destino está muerto
pues no vive con despojos

Encerrado mi camino
pues su fin está prohibido

Oxidados mis raíles
paran el tren, enlentecen mi sino

¿No hay futuro para mi destino?
No lo hay si así lo vivo.

¿No tengo rumbo en el tren que sigo?
No lo tengo si no hay camino.



Comentarios

Aplicación para Android

¿Quieres acceder a mis poemas y relatos en tu móvil? ¡Descárgate la aplicación de AnimaeCordis! Pincha en el símbolo para descargarla:



Saldrá "Vista previa no disponible". No importa, descárgalo y ejecuta el archivo desde tu dispositivo Android, ¡y listo!

Entradas populares de este blog

Monólogo autobiográfico

Amor de tormenta