Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2013

Sólo Hoy... (Puntos Suspensivos)

Hoy.
Hoy soy...
Hoy soy un alma...
Hoy soy un alma con puntos suspensivos...

Puntos...
Puntos tras los que no va nada...
Sólo silencio. Sólo sequedad en la piel...
Sólo añoranza sin objeto. A veces si sentido...

Es difícil saber qué va detrás de puntos suspensivos
sobretodo cuando el miedo es el enemigo
del escritor que intenta rellenar los huecos vacíos.

No siempre hay respuestas claras. Nunca las hay.
Solo silencio en el recuerdo, paz en el silencio,
Hábitos cabizbajos que sucumben al llegar la soledad para mirar el cielo,
en el que, siendo acorde con el sentimiento,
se busca en la olvidada inmensidad del firmamento
la respuesta para una pregunta que nunca se he hecho.

El intimismo corrompe, impone y luego se desvanece.
La mejor descripción de un sentimiento, es la que te da la empatía.
No hay letras suficientes, quizá se me hayan acabado, o no tenga ganas.

Sólo sé que sé que necesito algo en concreto, pero no sé concretarlo.
Eso hace que me esté quedando ciego,
y temo darme de bruc…

Los diez Mandamientos para "Echar de Menos"

Para echar de menos sólo hay que seguir estos sencillos pasos:

Primero, se debe querer a alguien. Cuando más se le quiera más intenso será el resultado.

Segundo, y es muy importante, se debe ausentar de esa persona. Hay muchas maneras de hacerlo: que se deje de hablar por circunstancias personales, que no hables o no veas a esa persona por motivos cualesquiera, aunque, la opción más efectiva es la distancia.

Tercero, se debe comunicar a esa persona que se la echa de menos, fomentando así el lazo que les une para aumentar así la falta cuando se deje de hablar con esta persona -ausentarse gente que no sea del siglo XXI, no tendrán medios para hacer este paso, bueno, la cartas,... también valen, olviden este paréntesis-.

Cuarto, se debe de añorar esa persona en silencio. A ser posible es recomendable sonreír recordando vivencias con esa persona.

Quinto, es necesario ver a esa persona periódicamente, a pesar de la distancia, o al menos tener algún tipo de comunicación no escrita. Este pas…

Una Muy Buena Noticia

Señoras y señores lectores... Tengo que daros un comunicado muy importante.

Como ya sabréis, hace unos meses terminé de escribir un musical basado en mi historia con mi abuelo Luis (aquí os dejo el enlace: "El Relevo"). Una historia que creo que todo el mundo debería conocer, por muchos motivos.

El caso, es que empleaba la música de un autor islandés llamado Ólafur Arnalds y, por tanto, como la música tiene derechos de autor, no podía publicarla.

Entonces intenté componer yo mismo la música, pero fue un intento fallido porque, aunque la música no me salía mal, era mejor al Ólafur y la música pegaba mejor con ella, pues de la esta forma tendría que reescribir todo el libreto.

Desistí en esa opción, pero me lancé a la mejor opción y la única que me quedaba: pedirle los derechos para registrar la obra al mismo Ólafur Arnalds.

Lo hice y, como ya esperaréis seguramente, me los concedió. Además, dándome las gracias y diciendo que era un placer para él permitírmelo, visiblemente al…

Que Levante la Mano quien me Acompañe

¿Quién me acompaña? Mejor dicho: ¿quién me acompañaría sin decir a dónde? Todo el mundo quiere saber el porqué de todo. Los motivos, las causas y sus correspondientes consecuencias. ¿Quién es valiente?

¿Por qué me ha tocado vivir en una sociedad de cobardes en la que nadie lucha por nada, lo intenta y se rinde, o se deja llevar por sus sentimientos efímeros sin llegar a nada? ¡Odio vivir entre gente así, como muchos de vosotros! La gente se queja de sus penas. La gente aprende poco de sus errores. La gente sufre. Y yo pregunto, ¿quién les ha dicho que no puedan hacer otra cosa son sus vidas? ¿Quién les ha manado ser unos cobardes?
¿Os sentís insultados? Bien, al menos así tendréis una razón por la que hacer algo, aunque sea odiarme. Odiadme si eso os da libertad. Dejad de leerme, incluso pero, permitidme que esté harto, pues, mientras yo vivo encerrado en esta mierda de sociedad, la gran mayoría de las personas que están en ella, no tienen un sueño que cumplir, y si lo tienen, no cree…

El Tren

"Me encontraba viajando sólo en un tren hacia algún lugar que no recuerdo. Mi cabeza cabizbaja se concentraba en escuchar los suaves chirridos de las ruedas del tren desde dentro, que me calmaban. Necesitaba algo. Algo que me hiciese despertar de mi mismo. Algo en lo que pudiese guarecerme después. 

No sabía bien el qué.
En aquel momento, tras unos inesperados segundos de mente muerta -sin pensamientos- miré mi brazo. Con ello mi mente volvió a renacer de nuevo. ¿Qué vi en mi brazo? La pulsera que me regalaste.
En ese momento pensé: "Ojalá la siguiente estación se llamase como tú". Inocente de mi, cuando llegaba a la siguiente estación, mire por la ventanilla al letrero electrónico que decía el destino de la línea de tren. Quedé perplejo, parecía que alguien me había escuchado.  Exacto. Apareció tu nombre. Fue en este instante en el que olvide mi destino inicial, pues el que me deparaba ahora era mucho más importante. 
Cuando volví la cabeza hacia dentro del tren, me picó la…

Escaligramas

E scaligram A ¿S abes qué so M? C aligrama y escaler A A crósticos. Inverti R L as palabras. Un Relo G I ndeciso. Pronto ca I, G anado por la barra vertica L R oída en la que me agarrab A                                                           A la escalera.                           Caí en esta hamaCa: "M i nuevo poema, sobre escaligrama S" (A la vez divertido, aunque extrañ E)

Confiándote mis Miedos

Me cuesta.
Me cuesta creer que me quieras.
No porque no me quieras,
sino porque lo hagas
sabiendo cómo soy.

Podrías haber cogido y escogido
a muchas personas que
-entre otras cosas-
están más cerca de ti
(mucho más que yo).

No lo entiendo, pero no creas que te juzgo
pues ya sabes lo feliz que soy contigo,
siempre, y aunque sé que también eres conmigo,
no sé qué hace ni qué viste en mi
para verme como algo más que un amigo.

Tengo miedo a perderte algún día
(creo que ya lo has visto y leído),
pero más que tener miedo a perderte
después de haberte tenido,
tengo miedo a que salgas de mi vida
tal y como has venido:
cambiándome la vida
desde el instante en que te he conocido.

Te echo de menos, cielo.
La razón por la que te espero
es porque mereció la pena
haberme cruzado contigo en el camino.
Es un placer ser tu amigo
y más aún lo es que me hayas dejado
ser una parte de ti.

Llámame idiota por esto si quieres
pero si cada vez que te he dicho "te quiero"
lo he sentido,
tampoco te he…

Réquiem por la Mente. Bautizo por la Voluntad

RÉQUIEM (00:17)

Oremos, hoy, por aquel difunto perdido.
Conocida ella por sus virtudes rastreras
y por sus obsesiones ilícitas
que a veces fueron un vicio.

Hora es de enterrar la suciedad y el pecado
de aquella conciencia manchada
de destrucción y pena autoimpuesta.
Hora es de mirar hacia otro lado.

Recemos hoy a Dios, para que se apiade
de todo resto mortal de la obsesión
e irrealidad que produjo la lujuria
amadora de la desconfianza que ya no la invade.

Que así sea.

BAUTIZO (más o menos a las 12:00)

Hoy, concedemos la bendición de Dios
a esta hija huérfana de Madre
Mente, quiso llamar a su hija, Voluntad.
Y ese nombre será agraciado por Dios.

En este sacramento limpiaremos su alma.
Pecados por nacer que ya no están
al limpiar el antiguo vicio de su madre.
Usará la conciencia como escudo y no como arma.

Voluntad, será agraciada por Dios de forma especial:
Se la concederá el don de actuar desde el amor,
y la autoridad actuando con serenidad y cautela
obviando dudas insustanciales e ins…

Razones

¿Por qué dudar que te quiero
si te quiero?
¿Por qué dudar que me quieres
si no estás?
¿Por que dudar de tu cariño
si no quiero?
Y más, sabiendo que sin pensar
nos queremos por igual.
Y más si después de todo
no sabemos quien de los dos
quiere al otro más
¿Por qué dudar de mi por ti?
¿Por que dudar, si dudo de mi duda
pues es absurda?
¿Por qué, amor, te quiero?
¿Por qué, amor, me quieres?
¿Por qué, amor, tengo que dudar?
Sé que es inevitable, hasta necesario.
Sé que quiero avanzar.
Pero, amor, dime,
¿por qué si sé que te quiero
y aunque sea normal dudar
tengo que dudar que te quiero
sabiendo que te podría amar?

Palabras Vacías

Quizá no deba escribir sin palabras que decir, de hecho, probablemente haya alguna norma en la vida que me lo impida, pero la ignorancia me invita a la curiosidad, y la curiosidad es mucho más grande que una simple norma insustancial que no sé si quiera que existe.

Sólo sé nadie me quita haber visto una estrella fugaz contigo, nadie me quita los "te quiero" que nos hemos dicho mirándonos a los ojos y, más que todo, nadie nos quita el que nos convirtamos en niños de tres años cada vez que nuestros labios quieren tener una conversación juntos.

Porque, ni hay nada más brillante -y que se fastidien las estrellas- que tus ojos antes de rehusar mi tierna mirada al admirarlos, ni nada -por desgracia- más fugaz que los instantes que paso contigo, que son eternamente cortos, irremediablemente inolvidables, y que me obligan a quererte un poco más.

Sé que este es un escrito normal y corriente. No tiene nada en especial: halago y remarco cualidades de una persona de la que me estoy enam…