Ir al contenido principal

El Tren

"Me encontraba viajando sólo en un tren hacia algún lugar que no recuerdo. Mi cabeza cabizbaja se concentraba en escuchar los suaves chirridos de las ruedas del tren desde dentro, que me calmaban. Necesitaba algo. Algo que me hiciese despertar de mi mismo. Algo en lo que pudiese guarecerme después. 

No sabía bien el qué.

En aquel momento, tras unos inesperados segundos de mente muerta -sin pensamientos- miré mi brazo. Con ello mi mente volvió a renacer de nuevo. ¿Qué vi en mi brazo? La pulsera que me regalaste.

En ese momento pensé: "Ojalá la siguiente estación se llamase como tú". Inocente de mi, cuando llegaba a la siguiente estación, mire por la ventanilla al letrero electrónico que decía el destino de la línea de tren. Quedé perplejo, parecía que alguien me había escuchado. 
Exacto. Apareció tu nombre. Fue en este instante en el que olvide mi destino inicial, pues el que me deparaba ahora era mucho más importante. 

Cuando volví la cabeza hacia dentro del tren, me picó la curiosidad de ver si los mapas de dentro del tren también habían cambiado. Sorprendido (algo falazmente en realidad) vi que así era.

Sólo tuve que esperar pacientemente a llegar a la estación, en la que estabas. Allí te vi: en frente del tren... ¿Cómo? ¡Oh no! ¡La estación eres tú! ¡¡La estación eres TÚ!! No puede ser. ¡¿Qué haces en medio del andén?! ¡NO! ¡Sal de ahí! ¡¡NO!!"

Y esto fue lo que soñé contigo, cielo. Sé que quizá te parecerá macabro o poco dulce que te lo cuente, pero no lo haría sin una buena razón, ¿y cuál es? Porque con ese sueño, me di cuenta de dos cosas: de que no soportaría que te pasase algo -y aun menos que fuese por mi culpa-, y de que prefiero que viajes conmigo en el tren a que únicamente te encuentre por uno de los andenes que transite en mi vida. Porque, cielo, prefiero tenerte como "trayecto" más que como "destino", y más que como un "trayecto", como un camino (y esta vez no hacen falta comillas).

Comentarios

Popular Posts

Para la gente a la que beses

Hay gente  que necesitas besar  muchas veces  porque el fin de un beso es  siempre  el principio de otro  que aún no ha venido. Hay gente que necesitas besar  muchas veces porque cada beso es siempre como estar en casa y ser querido. Hay gente que la besas y no vuelve (pocas veces). Pero dentro de ti es siempre un recuerdo vívido de haber vivido. Hay gente que la besas y no vuelve muchas veces y duele ver, porque es siempre ver al otro yendo a otros caminos. Hay gente  que la besas, te arrepientes y así siempre, muchas, o una sola vez. Siempre, y aunque no después, besar se quiso. Hay gente que la besas y no vuelve para siempre porque el mismo tiempo es siempre quien os ha llevado  hacia el olvido. Hay gente  que la besas y sí vuelve muchas veces, y despierta algo que es siempre algo que aun dormido era cariño. Hay gente que no besas y sí vuelve muchas veces, y se queda porque es siempre amor, aun siendo otro que el del inicio. Hay gente que la besas y sí vuelve. Pero, a veces. Y lo in

Valiente

Lo soy porque doy  significados raros a mis besos, porque amo raro y abrazo raro pero bello. Y algo ves en mí que te libera. Algo de esa extrañeza. Y te asombra tu comodidad, la facilidad, y mi franqueza. Y por eso me dices valiente. Me llamas valiente. Me lo llamas con ojos valerosos y me miras contagiada de esa valentía y con ganas de cambiar su propia vida. Me lo llamas con ojos hambrientos de lo que se supone que yo sé y no sabes; de lo que se supone que yo tengo y deseases. Me lo llamas con ojos fulgurantes por una chispa que doy para que tu alma te abrase y me quedo impregnado en tu piel y en toda nueva mente a la que saltes y en todas las demás pieles que toques y en todos los corazones que ames y es porque vuelvo tu alma un fénix y al renacer se hace brillante. Pero también me lo llamas con ojos vidriosos cuando esa valentía se extingue y anhelas anhelarla de nuevo. Pero ya tienes un secreto: te han surgido peros porque descubres que ser libre en verdad, te da miedo. Aún me lo

Cacatúa (poema-calambur)

¡Caca tuya, cacatúa…! Cacareas cacas, rea… ¡Cacatúa! ¡Cacarea! Carámbanos vanos, cacatúa, es lo que sale de tu cacareo. Rea de cacas tuyas eres, cacatúa. Rea de tus deseos. Sueñas cacatúa, cacas tuyas. ¡Cacarea! ¡Rea! ¡Cacarea tus deseos! ¡Carámbanos de sueños ¡Vanos anhelos! Cacas tuyas, cacatúa son tus cacareos ¡Cacatúa! ¡Caca túa! ¡Túa! ¡Caca rea son tus sueños! Imagen libre de Wikipedia Sátira poética a la vanidad de