Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2018

El políglota

VÍM.— ¿Me quieres?
ZAPOMENOUT.— ¿Para qué? (Pausa.) No.
VÍM.— Es que sino me voy a morir
ZAPOMENOUT.— No se puede morir de soledad.
VÍM.— Sí se puede. Yo me he muerto muchas veces.
ZAPOMENOUT.— (Sarcástico.) Entonces, ¿qué haces aquí?
VÍM.— Zapomněl jsem.
ZAPOMENOUT.— No deberías olvidar esas cosas.
VÍM.— Vím.
ZAPOMENOUT.— Sé que lo sabes, pero te da igual.
VÍM.— (Francés.) Non! Ça ne m'est égal pas.
ZAPOMENOUT.— ¿Que no te da igual? Entonces ¿por qué vienes aquí y me pides quererte en vez de buscar porque quieres que te quiera?.
VÍM.— (Turco.) BiliMIyorum
ZAPOMENOUT.— Sí lo sabes.
VÍM.— (Checo.) Ne! (Alemán.) Nein! (Inglés.) No! (Polaco.) Nie! (Turco.) Hayır! ¡NUNCA!

Se oye el eco. 

VÍM.— Nevím... Nerozumím... Nic...
ZAPOMENOUT.— Normal que no entiendas nada. Y siquiera eres coherente en tu forma de hablar por fuera. ¿Cómo vas a serlo por dentro? Así no hay quien se organice el alma. Deberías de tener un calendario en el que cada... yo qué sé, cada domingo a las 17 de la mañana di…

Carne de fruta

Dame tus manos de dulce de leche
que guardas a buen recaudo en tus bolsillos.
Deja que vuelen libres.
Deja que te baje los bolsillos.
Todos los bolsillos.
Hasta que solamente quede un lugar de ti
donde puedes guardar lo íntimo.

Dame tus manos de dulce de uva
que guardas con mucho cuidado entre mi espalda.
Deja que fluyan libres.
Deja que te bajen por la espalda
todas tus espaldas.
Hasta que te quedes tumbada en esta cama
donde puedas dejar lo íntimo.

Dame tus manos de dulce de mango
que agarras a buen recaudo en mis caderas.
Deja que agarren libres.
Deja que ellas digan lo que quieran.
Todo lo que quieran.
Hasta que cantes a los placeres antiguos
donde escribas tu amor más íntimo.

Dame tus manos dulces de cacao
que guardas en las heridas de la espalda.
Deja que arañen libres.
Deja sudor, sangre y lo que seas.
Todo lo que seas.
Hasta que en tu cuerpo se derrita y ebulla;
donde hagas tierno lo que es íntimo.

Dame tus manos lacias. Tiernas. Dulces.
Que dejes rendidas marcando el colchón.

El dilema del erizo

Quiero escribir sobre ti.
Sobre nuestra forma especial
de amar
que no ha podido ser
ni será ya.

Como niños heridos en guerra
nos encontramos
y nos tratamos como madres.
Cuidarnos ha sido y fue
siempre
nuestra función mutua.

Pero el amor no se sustenta
del sacrificio.
No parecía sacrificio.
No lo parecía mucho tiempo.
Pero lo era.

Por ambas partes.

Un día te resignaste.
Yo no quería e intenté hacerte feliz.
Pero no pude.

Ahora que no estamos juntos
que no nos sacrificamos
siento que puedo hacerte feliz
y serlo yo.

Pero tú necesitas ofrendas.
Yo no puedo hacerlo ya.
Mi amor se muere cuando me piden
sacrificio.

Sacrificio...
Ni por ti ni por nadie.
¿Sacrificio o cuidado?
¿Cuál es la diferencia?

¿He perdido mi capacidad
de amar?


 de ©Shathu Entayla

Selección Natural

A veces me siento un error
un descuido en la selección natural
claramente creado para morir.
Defectuoso.
Hecho de emociones que me matarían
si saliese a la selva de asfalto.
Pero me mantengo vivo
por una especie de eugenesia social
que tiene origen en la civilización.
Sí mi tristeza perdurase así
y viviese en el monte
estaría muerto.
Muerto.

Pero la selección natural tiene la culpa.
Yo soy el alelo recesivo del fenotipo.
Si hago algo importante morirá
porque le dará valor
aunque insista.
Si estoy entre gente
como mucho seré el
que hace gracia, el
que tiene pasión
pero al que es mejor ignorar.

Me aliviaría saber que esa ignorancia
es consciente.
Pero ni eso.
Ni siquiera soy un estímulo importante
en sus cerebros.
Pero todo esto tendría un pase
si simplemente me sudase la polla.
Así, simplemente, podría considerarme un
revolucionario incomprendido.

Pero no.
Nada de eso.

Soy débil.

Porque incluso cuando la naturaleza
la sociedad
me da una mano
si alguien decide finalmente apreciarme
soy …

Silencio

Tú  Si tú  El de ahí  El de ahí detrás  ¡Qué coño estás haciendo!  Tú  Qué haces  Qué pretendes 
Tú 

Tú                                                                                                                                                                                                    Tú 
Tú                                                               
Tú  Ty mluvíš o ničem  Cállate la boca  Cállate la cabeza  y el alma                                         si es necesario  (pero solo en tal caso)                                           Y escucha  Es                                  cú                          cha                              te  Es                                  cu                          cha                                   Es                                                                                                         Todo                                                                Lo que te hace falta.

 de ©Shathu Entayla

Ataraxia fallida

El  cuerpo  me está pesando  empieza a pesarme la 
Angustia. Dolor. Ambición. Profesionalidad. Visión. Castigo.  Aislamiento. Acritud de espíritu. Basicidad de las condiciones  iniciales de mi conciencia. Fin. Gangrena por amor.  Por falta de amor. Por ti. Por ti. Por ti ti ti ti tigo. 
joder    joder...  Eso también 
me gustaría                                                 pero....                                           sólo un poco 
no me gusta el sexo como negocio  pero trato  mis emociones 
como                                                  objetos                                     de mi posesión 
que debía  saber 
ALMACENAR  CONTROLAR  DIRIGIR  pero no...             y se ríen de mí...  en mi cara 
y entro entro entro entro entro entro entro entro  entro entro entro entro entro entro entro entro  entro en un bucle

 de ©Shathu Entayla

El poema

ESCENA 1

Se acerca LUMIA con pasos tiernos mientras se destruye y cae el suelo bajo sus pies. 

LUMIA.− Esto está hecho un graciasa mierda.

Antes de caerse coge de la mano a alguien que está apunto de desvanecerse en el abismo,

LUMIA.− ¡La madre que te parió!

se llama FOBOS. 

FOBOS.− ¡Ay! ¡Joder!

Y se suelta. Pero un dedo de su mano queda sobre la muñeca de LUMIA. El brazo de FOBOS, se estira como el de Míster Fantástico.

LUMIA.− Son largos los brazos del miedo.

LUMIA es arrastrado al abismo.

ESCENA 2

Llega un niño. Está llorando. Recita un poema: 

Me duele la piel.
Me duele que me duela la piel.
Me duele que te pueda llegar a doler la piel.
Me duele equivocarme, y que no te duela.
Me duele pensar que mi dolor de piel no está.
Me duele pensar que está.
Me duelen hasta los huesos de la piel.
Me duele comer chuches.
Me duele al respirar
porque si respiro, pienso.
Me duele pensar.
Me duelo en un duelo
sin objeto perdido.
Me duele todo.
Especialmente lo indolible.

El niño se pega un tiro en escena…