Ir al contenido principal

Declaro la Guerra

Entre juegos hambientos
y violentos intentos
de redimir cuanto siento
presiento que a todo lo que veo lo miento
y la cárcel de cientos de sentimientos
salen de sus barrotes e inundan mi pensamiento.

Los pardillos martillos pegan chillidos
al golpear el cristal que les hace daño.
Mis pensamientos son chiquillos que presencian
una guerra entre dos amigos de antaño
y se destruyen ante la necia inocencia
de ese un indefenso cachorrillo.
La alegoría de mi pensamiento
son las imágenes del niño: que son mis sentimientos.

Traumas autoimpuestos,
preceptos desacatados,
atados a la existencia ignorante
de un noble poco apuesto
que no hace más que hablar en valde.

Sentimientos que compulsan mis obsesiones;
palabras que tergiversan los corazones
y matan ideales convieritiéndolos en emociones
que terminan con la ofrenda directa de una sociedad
que no hace más que premiar
a quien más que puede ganar,
cuando desde el principio la sociedad
se creó para que fuésemos perdedores.

De la cuna hasta la tumba somos prisioneros;
reclusos de nosotros mismos.
Pioneros en el mantenimiento y el desacierto
de ser cárcel, recluso y carcelero
que contiene lo que no se dice ser bueno
que se encierra en su propio ego
y que encierra a quien no sigue este juego.

¡Declaro la guerra a todo excluso recluido
a todo aquel que esté en mi propio bando!
Pues no existe valle de los caídos
solo un descampado en el que seguir luchando.
Sseguir pensando
sólo hará que el eco de los caídos,
siga sonando.

¿Quiénes son los caídos?
Los que viven convencidos
por quien habla y no dice nada.
Los que viven vendidos por
los sueños no cumplidos.
Los que tienen pensamientos
sentimientos, metas y sueños
pero no salen a volar
Los que dejan que les controlen.
Los que no buscan su vocación.
Cualquiera sin virtud de soñar.
Cualquiera que no razone.
Los que no buscan con el corazón.
Cualquiera sin libertad.

Comentarios

Popular Posts

Para la gente a la que beses

Hay gente  que necesitas besar  muchas veces  porque el fin de un beso es  siempre  el principio de otro  que aún no ha venido. Hay gente que necesitas besar  muchas veces porque cada beso es siempre como estar en casa y ser querido. Hay gente que la besas y no vuelve (pocas veces). Pero dentro de ti es siempre un recuerdo vívido de haber vivido. Hay gente que la besas y no vuelve muchas veces y duele ver, porque es siempre ver al otro yendo a otros caminos. Hay gente  que la besas, te arrepientes y así siempre, muchas, o una sola vez. Siempre, y aunque no después, besar se quiso. Hay gente que la besas y no vuelve para siempre porque el mismo tiempo es siempre quien os ha llevado  hacia el olvido. Hay gente  que la besas y sí vuelve muchas veces, y despierta algo que es siempre algo que aun dormido era cariño. Hay gente que no besas y sí vuelve muchas veces, y se queda porque es siempre amor, aun siendo otro que el del inicio. Hay gente que la besas y sí vuelve. Pero, a veces. Y lo in

Valiente

Lo soy porque doy  significados raros a mis besos, porque amo raro y abrazo raro pero bello. Y algo ves en mí que te libera. Algo de esa extrañeza. Y te asombra tu comodidad, la facilidad, y mi franqueza. Y por eso me dices valiente. Me llamas valiente. Me lo llamas con ojos valerosos y me miras contagiada de esa valentía y con ganas de cambiar su propia vida. Me lo llamas con ojos hambrientos de lo que se supone que yo sé y no sabes; de lo que se supone que yo tengo y deseases. Me lo llamas con ojos fulgurantes por una chispa que doy para que tu alma te abrase y me quedo impregnado en tu piel y en toda nueva mente a la que saltes y en todas las demás pieles que toques y en todos los corazones que ames y es porque vuelvo tu alma un fénix y al renacer se hace brillante. Pero también me lo llamas con ojos vidriosos cuando esa valentía se extingue y anhelas anhelarla de nuevo. Pero ya tienes un secreto: te han surgido peros porque descubres que ser libre en verdad, te da miedo. Aún me lo

Cacatúa (poema-calambur)

¡Caca tuya, cacatúa…! Cacareas cacas, rea… ¡Cacatúa! ¡Cacarea! Carámbanos vanos, cacatúa, es lo que sale de tu cacareo. Rea de cacas tuyas eres, cacatúa. Rea de tus deseos. Sueñas cacatúa, cacas tuyas. ¡Cacarea! ¡Rea! ¡Cacarea tus deseos! ¡Carámbanos de sueños ¡Vanos anhelos! Cacas tuyas, cacatúa son tus cacareos ¡Cacatúa! ¡Caca túa! ¡Túa! ¡Caca rea son tus sueños! Imagen libre de Wikipedia Sátira poética a la vanidad de