Un Paso

Bien. estoy aquí. ¿Estoy aquí? Debería irme. No. ¡No! Ya he llegado, no puedo retroceder.

¿Por qué? No lo entiendo. ¿Por qué tuviste que abandonarme? No lo entiendo. Bueno, tus motivos tendrías. Pero sigo sin saber porqué... ¡Bueno, da igual! Estoy en el balcón, y no me voy a bajar ya.

¡Saca la fuerza! ¡Hazlo! ¡No te dejes manipular por nadie nunca más! ¿Pero, tengo que pagar con mi vida? Soy un cobarde... ¡NO! ¡Cobarde ella por abandonarme y no querer continuar! Aunque, quizá cobarde yo también por no querer continuar con mi vida. ¿Me echará de menos si hago esto? ¿Y sí esto no sirve de nada? ¡Da igual! ¡Demasiado tarde! ¡Se acabaron la paciencia y la esperanza! ¡Se acabó!

Lo tengo decidido... Pero, no quiero morir. Tengo miedo... Déjalo. Está bien. No tengas miedo. No te sirve de nada tenerlo. Sabes tu decisión. No dudes. Sólo has de dar un paso. Un paso. Sólo uno más. Hazlo. No pienses. Sí sigues haciéndolo, no lo harás.

Sólo estás a un paso. A un sólo paso. A un paso. Un paso. Un paso...

Comentarios

Aplicación para Android

¿Quieres acceder a mis poemas y relatos en tu móvil? ¡Descárgate la aplicación de AnimaeCordis! Pincha en el símbolo para descargarla:



Saldrá "Vista previa no disponible". No importa, descárgalo y ejecuta el archivo desde tu dispositivo Android, ¡y listo!

Entradas populares de este blog

Monólogo autobiográfico

Amor de tormenta