Piso Piloto

Bienvenida, santa estrella
(bueno, "santa" si lo fuera).
Bienvenida a mi morada
Bienvenida "mi amada".
Siéntate a mi vera...

¡Qué bonito es mi hogar
limpio y sin usar!
Es un piso piloto:
de los más remoto
que puedas encontrar.

Está en una calle especial:
"Querer por primera vez" ¡Sin igual!
Construida hace tiempo...
Verdad, ¿esperando un escarmiento?
Úsalo, mi santa, se puede dominar.

¡Uy! ¡Qué pena, mi alma!
Has destrozado mi calma
y has destrozado mi hogar.
¿Ha infectado el amar
por "cuestiones de karma"?

Ahora quien se ríe soy yo.
Estoy harto de ser constructor
de pisos que destrozas,
de calles que azotas,
¡maltrecho corazón!

Una vez más, lo haré yo.
Construiré sin ladrillos de amor.
Esta vez, se acabó.
Yo seré el constructor
pero pagarás mi indemnización.

Bienvenida, "Santa Mancillada".
Paga con tino y con tu cara
los destrozos que has causado.
Paga a mi corazón cansado,
agotado de tanta chiquillada.

Comentarios

Aplicación para Android

¿Quieres acceder a mis poemas y relatos en tu móvil? ¡Descárgate la aplicación de AnimaeCordis! Pincha en el símbolo para descargarla:



Saldrá "Vista previa no disponible". No importa, descárgalo y ejecuta el archivo desde tu dispositivo Android, ¡y listo!

Entradas populares de este blog

Monólogo autobiográfico

Amor de tormenta