Asesinos de Mentes

Una cosa es lo que digan
y otra cosa es lo que harán.
Las personas más heridas 
son las que siempre están
pero pasan desapercibidas.

Los que vienen con puñal
matan las voces de los heridos
y la mayor voz siempre está
en boca del asesino
que siempre viene a matar.

El que queda impune es el puñal
y el cuerpo queda cautivo
aislado sin pedestal
sin nicho y sin altar
para poder ser consumido.

Mente enterrada y nublada
la del preso cautivo:
mente muerta, cuerpo vivo
a merced del asesino
para quien ya no es nada.

9º Tributo... contra La Discriminación

Comentarios

Aplicación para Android

¿Quieres acceder a mis poemas y relatos en tu móvil? ¡Descárgate la aplicación de AnimaeCordis! Pincha en el símbolo para descargarla:



Saldrá "Vista previa no disponible". No importa, descárgalo y ejecuta el archivo desde tu dispositivo Android, ¡y listo!

Entradas populares de este blog

Monólogo autobiográfico

Amor de tormenta