Valor

Recuerdo a aquella madre que luchó en su vientre
pero por desgracia, no fue suficiente.

Recuerdo artistas que mendigan en Gran Vía
y que luchan por salir adelante cada día.

Recuerdo aquellos niños discriminados
por tener peso o gafas, pero ningún abrazo.

Recuerdo manifestantes desamparados
que suelen ver que su deseo no es saciado.

Recuerdo vidas entregadas, dignidades vendidas
autoestimas mermadas y escuchas vacías.

Recuerdo. A veces, casi todo es malo,
pero son los sueños quienes nos han levantado.

Pero, a veces me pregunto...
¿Cuánto vale un sueño?

Comentarios

Aplicación para Android

¿Quieres acceder a mis poemas y relatos en tu móvil? ¡Descárgate la aplicación de AnimaeCordis! Pincha en el símbolo para descargarla:



Saldrá "Vista previa no disponible". No importa, descárgalo y ejecuta el archivo desde tu dispositivo Android, ¡y listo!

Entradas populares de este blog

Monólogo autobiográfico

Deseo