Te beso con buenos ojos

El amor me está tocando estos días.
Tengo abierta la mirada a la gente,
y como niño tierno y sonriente,
si observo no hay miradas vacías.

Todo ojos. Todos labios todavía
que desean que alguien los bese fuerte,
con una mirada justa que acepte
que son, que desean; lo que serían.

No es sólo casualidad que te llegue
a ti, ahora, este soneto, querida.
Ahora estás anhelando ser tú misma.

No es sólo casualidad que te llegue
de quien te mira como no te miras
un beso que te ama con justicia.

Fotografía de Zorro4 de Pixabay

Comentarios

Aplicación para Android

¿Quieres acceder a mis poemas y relatos en tu móvil? ¡Descárgate la aplicación de AnimaeCordis! Pincha en el símbolo para descargarla:



Saldrá "Vista previa no disponible". No importa, descárgalo y ejecuta el archivo desde tu dispositivo Android, ¡y listo!

Entradas populares de este blog

Monólogo autobiográfico

Amor de tormenta