Dos Vidas

Tener la mente divida y el corazón compacto, es de lo mejor que me ha pasado.
Tengo la sensación de vivir una vida y que cambie cuando tú llegas
Tengo la sensación de que esa vida regresa cuando ya te has marchado.
Tengo la mente divida y el corazón compactado de euforia y madera.
Madera que arde con la euforia en tu llegada y se seca cuando te espera.

Prometí esperarte. Aunque no dije por cuanto tiempo. Yo creo que "el necesario"
Porque, me cambiarás la vida, lo sé. Poco a poco, ya me estás cambiando.
Porque creo que merece más que la pena, aunque no pare de mirar el calendario.
Porque, aunque no sé si estoy a la altura, parece que al verlo hicimos un trato:
tú me elevas con tus besos, y me impulso. Me dejas aprender de lo visto y bajo

y a menudo tengo exámenes tuyos de cuánto he aprendido cuando me has levantado.
No todos los apruebo, eso ambos lo sabemos, pero nunca me has suspendido.
No sé si es que estamos ciegos, nos queremos, nos esperamos... o quizá todo lo nombrado
pero si algo sí tengo claro, es que, aunque dude, aunque me caiga en el camino, sigo
porque perdonas mis errores (todos) y ambos evitamos hacernos daño. Somos amigos,

aunque la verdad sea que ambos decidimos seguir adelante como más que amigos. Sin etiquetar.
Me alegro de poder nombrarte en este extraño poema y de que tú seas quien me ha inspirado.
Porque aunque sea un niño en el fondo, me haces ver que eso no importa. Que siempre estás
aunque la distancia nos separe, nos impulsa para que esa euforia no se apague a nuestro lado.
Por que, si algo me enseñas, es a vivir. Y si te escucho es porque tú me has escuchado.

Aunque el último verso que escriba aquí no tenga estrofa es el más importante, cielo.
Aunque mi vida se parta en dos cuando vienes y cuando sales de ella es lo que deseo.
Aunque parezca cursi, tonto, idiota o cualquier otro adjetivo típico de un poeta mero
Aunque no sé cuanto tiempo durará esta historia, la recordaré, al completo.
No sé qué sientes, pero me gustaría que leyeses el último verso aunque no se si será eterno.
  
Este último verso es para decirte que te quiero.

Comentarios

Aplicación para Android

¿Quieres acceder a mis poemas y relatos en tu móvil? ¡Descárgate la aplicación de AnimaeCordis! Pincha en el símbolo para descargarla:



Saldrá "Vista previa no disponible". No importa, descárgalo y ejecuta el archivo desde tu dispositivo Android, ¡y listo!

Entradas populares de este blog

Monólogo autobiográfico

Deseo