Ígneo

Dicen que el fuego quema.
Llegó tarde ese dicho,
pues ya soy ceniza
al quemarme tus besos.

Revíveme con tu fuego
Mátame con tu calor.
Dame otra noche en tu seno.
Dame otra noche de amor.

Comentarios

Aplicación para Android

¿Quieres acceder a mis poemas y relatos en tu móvil? ¡Descárgate la aplicación de AnimaeCordis! Pincha en el símbolo para descargarla:



Saldrá "Vista previa no disponible". No importa, descárgalo y ejecuta el archivo desde tu dispositivo Android, ¡y listo!

Entradas populares de este blog

Monólogo autobiográfico

Amor de tormenta