Compañero de Cama

No estoy seguro de quién me mira.
No estoy seguro de quién me cura.
Miro al aire y nadie mira.
Miro al cielo y no me ayuda.

El cielo es mi espanto en la penumbra
pero mi salvador cuando es de día
aunque es vano el sol que me deslumbra.

Cuando cae la noche y el miedo alumbra
me hago una pregunta que nunca diría:
Si estoy tan solo y mi miedo me oculta,

¿Quién cuida y duerme con la luna?

A lo mejor ella también se lo pregunta...


Comentarios

Aplicación para Android

¿Quieres acceder a mis poemas y relatos en tu móvil? ¡Descárgate la aplicación de AnimaeCordis! Pincha en el símbolo para descargarla:



Saldrá "Vista previa no disponible". No importa, descárgalo y ejecuta el archivo desde tu dispositivo Android, ¡y listo!

Entradas populares de este blog

Monólogo autobiográfico

Amor de tormenta