Ir al contenido principal

Carta Anti-Sentencia

Tirando del suelo hacia el cielo
me hago callos en los dedos
que sangran lágrimas.
Tirando del suelo hacia el suelo
me agacho y me muero.

Demasiadas lágrimas en verano
Demasiadas cicatrices.
Demasiados temas no resueltos.
Demasiada consecuencias
que trae la ausencia de uno mismo.

Eres tú quien me hace ser como soy
cuando estoy contigo.
Sólo tú, hermanita, no me has conocido.
Solo tú frenas mis acciones
y juzgas mis palabras.

Sólo tú eres incapaz de mirarme a los ojos:
tratarme como un desconocido
y al rato venir como si nada hubiera pasado.
Sólo tú eres culpable de que
siempre me haya echado la culpa por ti.

Es irónico que lo primero que hagas cuando
te pido que no me juzgues
es juzgarme.
Es irónico que seas siempre la primera:
la primera en escucharme
y la primera en ignorarme.

Hecho de menos tu sonrisa
(quizá por que nunca la veo)
envidio a quien se la regalas
y me sobran tus desenfrenos.

¿Por qué importa tanto
el sitio donde estemos?
¿Por qué con gente es el infierno
y contigo es el cielo?
¿Por qué me dejas cada vez más cerca de ese suelo?
¿Por qué me haces sentir
que siento que me alejas de ti?
Tiro y nunca llego,
Lánzame una cuerda. La espero

Sí es cierto que no eres la única culpable
el primero soy yo
pero NO de lo que me acusas.
Tu silencio y tu ignorancia, matan
mientras tu fidelidad cura.
Tu ignorancia es sin motivo.
Ni haciendo lo mismo que tú te has dado cuenta...
y he sido yo quien ha sufrido.

¿Cuál es tu postura?
¿Qué quieres que haga?
¿Merece más un abrazo un desconocido
que tu mejor amigo?

No te pido que me toques,
ni que me dejes hacerlo.
(En serio, es lo de menos).
Sólo te pido que me dejes ser como soy
y que no tenga que ser otra persona contigo.
No se tu, pero odio los ojos fríos
y hay veces que es lo único que veo cuando te miro.

No juzgo tu amistad
solo juzgo tu forma de expresarla
(como siempre lo haces conmigo
aunque no sea con palabras).

Y SOLAMENTE porque me duele
sino no lo haría.
Comprendo que lo pases y hayas pasado mal
pero no comprendo
porqué nunca prefieres fingir conmigo
como yo hago contigo.
No entiendo
porqué soy el único que lo sufre
(y no sólo me he fijado en mi
te lo aseguro).

Te dije que me da igual sufrir
pero no aguanto que no haya un motivo.
Eso es lo único que te pido.

Si te pasa algo, no finjas, búscame
siempre te lo he repetido
y parece que nunca me has oído.

Alguna vez (y sé que no es verdad)
he creído que no me quieres.
Hay veces que creo que es
porque no crees en quien te quiere.

PD: Avísame si lo has leído.
Avísame si hay algo que ha ocurrido.
No me enfado contigo.
Sólo quiero abrir el camino...

Tu hermanito.
Te quiero

Comentarios

Popular Posts

Para la gente a la que beses

Hay gente  que necesitas besar  muchas veces  porque el fin de un beso es  siempre  el principio de otro  que aún no ha venido. Hay gente que necesitas besar  muchas veces porque cada beso es siempre como estar en casa y ser querido. Hay gente que la besas y no vuelve (pocas veces). Pero dentro de ti es siempre un recuerdo vívido de haber vivido. Hay gente que la besas y no vuelve muchas veces y duele ver, porque es siempre ver al otro yendo a otros caminos. Hay gente  que la besas, te arrepientes y así siempre, muchas, o una sola vez. Siempre, y aunque no después, besar se quiso. Hay gente que la besas y no vuelve para siempre porque el mismo tiempo es siempre quien os ha llevado  hacia el olvido. Hay gente  que la besas y sí vuelve muchas veces, y despierta algo que es siempre algo que aun dormido era cariño. Hay gente que no besas y sí vuelve muchas veces, y se queda porque es siempre amor, aun siendo otro que el del inicio. Hay gente que la besas y sí vuelve. Pero, a veces. Y lo in

Valiente

Lo soy porque doy  significados raros a mis besos, porque amo raro y abrazo raro pero bello. Y algo ves en mí que te libera. Algo de esa extrañeza. Y te asombra tu comodidad, la facilidad, y mi franqueza. Y por eso me dices valiente. Me llamas valiente. Me lo llamas con ojos valerosos y me miras contagiada de esa valentía y con ganas de cambiar su propia vida. Me lo llamas con ojos hambrientos de lo que se supone que yo sé y no sabes; de lo que se supone que yo tengo y deseases. Me lo llamas con ojos fulgurantes por una chispa que doy para que tu alma te abrase y me quedo impregnado en tu piel y en toda nueva mente a la que saltes y en todas las demás pieles que toques y en todos los corazones que ames y es porque vuelvo tu alma un fénix y al renacer se hace brillante. Pero también me lo llamas con ojos vidriosos cuando esa valentía se extingue y anhelas anhelarla de nuevo. Pero ya tienes un secreto: te han surgido peros porque descubres que ser libre en verdad, te da miedo. Aún me lo

Cacatúa (poema-calambur)

¡Caca tuya, cacatúa…! Cacareas cacas, rea… ¡Cacatúa! ¡Cacarea! Carámbanos vanos, cacatúa, es lo que sale de tu cacareo. Rea de cacas tuyas eres, cacatúa. Rea de tus deseos. Sueñas cacatúa, cacas tuyas. ¡Cacarea! ¡Rea! ¡Cacarea tus deseos! ¡Carámbanos de sueños ¡Vanos anhelos! Cacas tuyas, cacatúa son tus cacareos ¡Cacatúa! ¡Caca túa! ¡Túa! ¡Caca rea son tus sueños! Imagen libre de Wikipedia Sátira poética a la vanidad de