¡Hipócrita!

¡Hipócrita!
¿Sabes qué es eso?
No conocerte

¡Hipócrita!
¿Sabes qué es eso?
No quererte.

¡Hipócrita!
¿Sabes qué es eso?
No pensarte.

¡Hipócrita!
¿Sabes qué no es eso?
Creertelo todo.

¡Eh, tú, hipócrita!
¡Deja tu maldito peso
y levántate del suelo!

Comentarios

  1. Lo veo como si le faltara qué decir, se queda corto para todo lo que quieres decir.

    ResponderEliminar
  2. No hace falta, de hecho lo he escrito así aposta. No es un poema que cuente una historia, no es un poema que necesita de una, simplemente, es un poema para quién se de por aludido sienta lo que quiere decir. Por aludido se puede dar cualquier persona que haya sentido alguna vez lo que dice en las primeras estrofas del poema.
    Agradezco tu crítica. En cualquier caso, la tengo en cuenta. =)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Aplicación para Android

¿Quieres acceder a mis poemas y relatos en tu móvil? ¡Descárgate la aplicación de AnimaeCordis! Pincha en el símbolo para descargarla:



Saldrá "Vista previa no disponible". No importa, descárgalo y ejecuta el archivo desde tu dispositivo Android, ¡y listo!

Entradas populares de este blog

Monólogo autobiográfico

Amor de tormenta