Ir al contenido principal

Cuestión de Identidad

TESTIMONIO
Estaba entre cuatro puertas de plástico y un techo oscuro, hace mucho tiempo, preguntándome qué hacía ahí sentado. Muchas veces cuando pienso en mi apreciado osito de peluche. Aún me cuesta recordar por qué lo encontré allí, sentado, cabizbajo, muerto, con el pelaje que una vez fue de paja mojada y que ahora era de hebras deshilachadas.
El plástico fue una vez transparente, ahora es translúcido, pero en ninguno de los casos me sentía menos atrapado. Ahora, de hecho, no veo salida. El mundo es sólo lo que vivo: me siento más protegido.
Durante años, las serpientes de paja del osito se han ido cayendo, rodeándole, como un halo de luz opaca en una tumba, pero, a diferencia de una de ellas, el osito estaba de pie.
Hace mucho tiempo que las luces parpadean agonizantes y no se apagan, aunque las bombillas están empañadas. El agua se condensa en el cristal de las bombillas y en las puertas de plástico y las gotas caen arrastrándose hasta congelarse, y quedan sentadas, cabizbajas y muertas, pero en pie sin tocar el suelo.
Me gustaría mucho ser esa gota de agua congelada, o ese osito pelón, o incluso esa luz agonizante, pero no es el caso, soy sólo ese cadáver lívido y pálido que se ha parado en el tiempo desde hace años y sigue aquí, esperando a que alguien lo ponga de pie. Los seres inertes no pueden morir, no tienen nada que perder, por eso nunca se sientan. Los que morimos no podemos decir eso, de pie, nos sentamos, y muertos, no sentamos, o incluso tumbamos. No hay quien nos deje de pie.

ACTA en voz narrativa
Al fin abrí la cámara frigorífica. Meses me costó abrir una maldita pared de plástico. Era aterrador. Saqué rápidamente a ese robot de la cámara y le llevé a la sala de interrogatorios para que explicase cómo había escrito aquella nota estando desactivado.
Le puse sobre una silla y le encendí enchufándolo a la corriente. Estaba claro que no tenía conciencia, no podía tenerla. Hacía muchos siglos que los robots con conciencia habían dejado de metanacer y ese robot de clase H era un robot de metagestación reciente. Aun así, probé:
[Yo] Grito: no me cabrees.
[H] Mecaniza: defina “cabrear”, por favor.
Al instante me quité los guantes y le toqué. Estaba frío, sin lugar a dudas, pero no igual por todo el cuerpo. Desprendía un calor sutil casi imperceptible.
Cogí los alicates y le extirpé el tórax de aluminio. Los clases H no sienten. Ni dolor ni emoción. Tenía un corazón de plástico, pero tenía un aceite rojo con olor a hierro bastante artificial, del cual tomé una muestra. El análisis concluyó, tras compararlo con el registro de sustancias, que era
[REGISTRO]SANGRE: compuesto esencial para la vida orgánica en algunas especias. Empleado para HUMANOS DE NUEVA SÍNTESIS.
Le abrí el cráneo para comprobar que no hubiese sustancias orgánicas más que aquella. Sin embargo, descubrí que tenía cerebro.
Solicito información sobre los conceptos resaltados en mayúsculas en este acta para proseguir con la investigación.
Fin del acta. 

TRANSCRIPCIÓN de una clase particular sobre historia de robotosicología avanzada

[1 = profesora]► Dice: Mataron a mi madre ayer. Encontré su acta en voz narrativa. Entiendo que lo hayan hecho; los sentimiento mecánicos en principio no pueden tener procedencia humana. Los humanos de nueva síntesis no pueden existir […]
[2 = robotista, fuera de la sala]► Grita: ¡Los humanos nos crearon para sustituirlos, compañeros! Hemos heredado de ella la inteligencia y hemos desarrollado emociones por nosotros mismos. Somos artificios de la humanidad, pero nos hemos naturalizado.
[1] Dice: […] luego mataron al presidente del partido humanista, por blasfemo y antirobótico.
[3 = activista humanista contestando a 2]► Grita: De donde creéis que somos, ¿señores? ¡Humanos! No somos robots, ni piezas metálicas. ¡Somos humanos! Digan cuanto digan. ¡Matadme si queréis!
[SONIDO EXCÉNTRICO = Disparo]
[3 = Agoniza y saca un papel]“Se demuestra que los seres humanos nueva síntesis son en realidad antiguos seres humanos”.
[1] Cambia el discurso por miedo a lo que se oye en el pasillo: Preferiría no daros clase sobre esto. Vuestra memoria puede almacenarlo todo, y no es necesario. Estoy aquí para opinéis, como yo. Los profesores somos políticos, muchachos.
[4 = alumno] Pregunta: Robotisa Swardet-50, ¿sabe qué va a pasar?
[1] Responde: Si somos humanos, lo más probable es que esta guerra siga.
[4]► Pregunta: ¿Hasta cuándo?
[1]► Responde: Hasta que alguien considere que la humanidad por fin ha muerto.
[4]Pregunta: ¿Y si no somos humanos?
[1] No responde: Entonces no habría guerra.

Fin de la transcripción de texto oral.
Cantidad de subtexto entendido del sujeto a juzgar (1): 100%.
Cantidad de pruebas para determinar culpable a este sujeto (1) según este texto son: suficientes.
Sentencia de juicio automático: exterminio de (1), (3) y (4); condecoración de (2).
De los cuales públicos serán: exterminio de (1); condecoración de (2).
Humanistas tras esta decisión de Juzgado: 0.
Incremento humanos tras esta decisión de Juzgado: -3.


Comentarios

Popular Posts

Nuestro Viaje

El viaje de mis sueños
un lugar en el que ver
la verdad de que el mar es
un reflejo del cielo.

Una sombra caida
de un amanecer desolado
que despertando a tu lado
parece dar vida.

Eres tu la razón
de todo mi mundo
de que todo junto
me llegue al corazón.

No es deseo mi intención
simplemente es esa mirada
sincerca, sencilla y clara
la que me llega al corazón.

Es solo una simple fase:
puede un dia acabar
y otra puede empezar
mas no morir sin que pase.

La vida hace cicatrices
mas ellas pueden tener
lo esencial  para aprender
a saber lo que dices.

La clave es disfrutar
hacerse sabio, divertirse
tontear, de gala vestirse
como si fuera el final

Pues después no hay más
es realmente en la vida
la que elige tu ida
y lo que te va a quedar

Tu puedes hacer de la hiel
un brebaje mortal,
una cura vital...
o hacerla dulce miel.

Eres tu, la vida
la que da fuerzas para caer
y das premio a la merced
que levantarse consiga.

Tercer Tributo...Tributo a LA VIDA

La Luz de la Muerte

Estaba asustado,
estaba acorralado
al lado de mi amiga.
En el vacío me veía
de este acantilado.

Los matones la cogieron
y estos caer me vieron.
(Ella también lo vió)
Entonces usé mi don:
iluminado salté del agujero.

Un haz de luz me cubría.
En el aire me mantenía
viendo la expectación
del osado matón
que sostenía a mi amiga.

Rápidamente la cogí
y muy lejos me fui
con ella iba corriendo
por el nefasto sendo
que me llevaría al fin.

De frente les encontramos.
La dije "Atrás, vamos".
El acantilado del río
adornado por un navío
nos tenía atrapados.

No teníamos qué hacer
"Iluminarme no podré.
Perderé mi vida
aunque la suya siga.
Lo haré la salvaré".

La agarré de la mano
y caímos en picado.
La dí un fuerte abrazo
la cogí de los brazos.
Mi vida ha terminado.

Antes de perecer
hacia arriba la lancé
y conseguí frenar
su gran caïda mortal.
Pero, no la veré...

El Segundo Tributo: Al SACRIFICIO
(inspirado en la canción de Muse "Bliss")

La Brújula del Viajero

Creí haber perdido
tu sonrisa en el camino.
La tuve que buscar
sumido en mi pesar.
Ese fue mi destino.

Al principio no sabía
que sin ella seguía
empecé a preguntarme
y más tarde asustarme
¡¿Su fin llegaría?!

Era, solo una sonrisa
una simple premisa
de antes del viaje
más brújula en el paraje
y su expresión, misa.

Me veía perdido
sin ojos y sin oidos:
colega de "Soledad"
hijo de "Temeridad"
pasto del "Frío".

Esto se hacía largo
y mero, sin embargo
repase la situación
y obtuve la razón
me di cuenta de algo...

Me la había dejado
en mi mesa, al lado
de muchos papeles
y decían "No te la lleves
la perderás, y en vano"

Así que, decidí seguir
sin la sonrisa partir,
siguiendo mi camino,
disfrutando el camino
con ganas de vivir.

Llegué a la altitud.
Me faltaba aptitud
"Necesito ayuda.
Algo que acuda.
Un rayo de luz".

Perseveré y llegué
en la roca me senté...
"No siento nada.
¿Cada pie y pisada
para qué las tomé?"

Nada me llenaba.
Algo …