Quizá

Quizá no debiese responderte a esa dedicatoria tan bonita. Quizá no quiera, incluso, por miedo a no estar a tu altura.
Quizá debiese limitarme a besarte, a recordarte tal y como eres. Quizá con quererte te baste. Quizá mí también. 

O quizá no.

Quizá cuando estemos juntos en la playa, cuando veamos las estrellas, cuando desayunemos juntos, cuando nos quitemos los oídos para saber lo que la piel tiene que decirnos y los labios tengan que hacernos observar en nuestro interior, nosotros. Quizá en ese momento sepas que eres la persona más importante en mi vida hoy por hoy, por eso quiero compartirla contigo.
Quizá en ese momento sepas que me gusta arreglar tu rostro con una sonrisa cuando tu corazón no puede sostenerla. Quizá sepas lo que siento cuando te abrazo. Quizá cuando estemos juntos por fin pueda decirte todas estas cosas con mis labios, pero sin mi aire, que espero guardes a buen recaudo dentro de tu pecho cuando te bese. Quizá allí, contigo, pueda quererte como te quiero hoy, o más.
Quizá pueda decirte esas cosas que quiero decirte. Quizá con todo esto pueda decirte que te quiero, incluso que te amo.

O quizá no...

Quizá amarte sea algo que no puedo decir por aquí... Quizá sea un regalo que deba ser guardado para ti.

Quizá...

Sólo quizá podría decir que quizá te amase, pero no hay quizás para amar, porque no tengo duda de que te amo.
Así que espero que quizá, cuando nos veamos, recojas tu regalo: el regalo de amarte,
porque ese regalo que me has dado, es el mejor regalo que puedo darte.

Comentarios

  1. Te amo =') http://dormidaentrerosasnegras.blogspot.com.es/2013/11/ey-amor-de-mi-vida.html

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Aplicación para Android

¿Quieres acceder a mis poemas y relatos en tu móvil? ¡Descárgate la aplicación de AnimaeCordis! Pincha en el símbolo para descargarla:



Saldrá "Vista previa no disponible". No importa, descárgalo y ejecuta el archivo desde tu dispositivo Android, ¡y listo!

Entradas populares de este blog

Monólogo autobiográfico

Amor de tormenta