Elegía para Alguien

Cuatro ruedas son capaces
de llevarse por delante
dos piernas que soportan
cuerpo y alma
en sólo un instante
que ya no es nada.

Una tragedia divide lo vivido.
Una vida que ya no se vive
puede decirse que se ha vivido
pero también se dirá
que no volverá a hacerlo jamás.

Muerto está quien muerto yace.
Mas el verdadero muerto
es el mensaje natural que brota
de un paisaje en el que ves
a una persona que ya no está.

Aunque nada fue en valde
quien ha ido no volverá,
igual que quien queda
no se ha nunca de marchar.

La muerte es la muerte.
Muere quien vive muerto
y vive el que muerto vive
pero en cualquier caso
el que vive, vivo sigue
y el que no vive, ya está muerto.

Cuando sólo queda el recuerdo
todo lo demás se olvida
y la mitad de las cosas que había
no se van, pero se han perdido
pues algo no se anda en el camino
y algo en la vida hay que no se ha vivido.

Esto puede ser triste, lo admito
pero es más que cierto
que la verdadera muerte es el olvido
y si alguien llora por un muerto
es que ese muerto aún está vivo.

(Dedicado a Laura, adolescente de 15 años atropellada en Carabanchel y fallecida esta madrugada. No te conocí de nada, pero no hace falta conocer a alguien para saber que nadie merece algo así. La gente te recuerda y la gente que te quería empleará bien la juventud que no has podido vivir y esto si lo sé. Estoy seguro de ello)

Y te quiero, aunque nunca te he querido.

Comentarios

Aplicación para Android

¿Quieres acceder a mis poemas y relatos en tu móvil? ¡Descárgate la aplicación de AnimaeCordis! Pincha en el símbolo para descargarla:



Saldrá "Vista previa no disponible". No importa, descárgalo y ejecuta el archivo desde tu dispositivo Android, ¡y listo!

Entradas populares de este blog

Monólogo autobiográfico

Amor de tormenta