Este título sería demasiado ofensivo

Es difícil entrar en un sitio que no tiene puertas...
Mi alma para abrirse se rompe,
y suelta de sí partes que le corresponden
pero echa a las que ya no sustentan.

No es odio. No es realmente enfado.
No es intolerancia. No es que esté indignado.

Yo odio a algo sin saber odiar
Eso que digo, se debería odiar, pero no es odiado.

Solamente es que no tolero ciertas cosas:

Aquellas cosas por las que mi alma se quiebra.
Esas aberraciones que nunca han sido ciertas.

Solamente no tolero ciertas cosas
y a esas cosas.
les suelo llamar injusticias.

Comentarios

Aplicación para Android

¿Quieres acceder a mis poemas y relatos en tu móvil? ¡Descárgate la aplicación de AnimaeCordis! Pincha en el símbolo para descargarla:



Saldrá "Vista previa no disponible". No importa, descárgalo y ejecuta el archivo desde tu dispositivo Android, ¡y listo!

Entradas populares de este blog

Monólogo autobiográfico

Deseo