No llores más

¿Quién tiene derecho a romper un alma?
¿Quién tiene derecho a maltratarla?
Las almas con perdón se sanan.
Se curan solas con templanza.

¿Por qué quien mata hace llorar?
¿Por qué quien llora hace matar
a quien no puede evitar sollozar?
¿Por qué condena se ha de pagar
si no has sido ni has hecho mal?
¿Por qué para almas puras no hay paz?
¿Por qué para verdugos hay piedad?

Cielo, no llores. Calma tu pesar.
Debes saber que no se debe llorar
si la razón que tienes no es verdad.
No creas que la verdad es falaz.
Creeme al decirte que no está mal;
que haces feliz a los demás
Pero créeme al decirte que es fatal
que por no hacer feliz a los demás
te tachen de verdugo, sin más
pues son ellos quien te quitan libertad
y te obligan sin motivo a pagar
una deuda imposible de saldar.

Pues una deuda de corazón
no se peude sanar si no hay perdón.
Tú ya perdonaste, no hay error.
No dejes que te maten más.

A veces ignorar las palabras
es lo mejor que puedes encontrar
entre esa maravillosa cabeza tuya.
Evita que tu cordura huya.
No des pie a tu pesar.
O la deuda de llorar
sí que será para siempre tuya.

Dame la mano. Abrázame
y si quieres deshogarte grítame.
Pero que nadie te diga que eres algo que nunca has sido
Nadie te diga nunca que lo bueno no has querido.
Por que si algo has querido, es hacer el bien.

Es cierto que no se puede prometer hacer siempre el bien.
pero nadie puede culparte por no hacer.

Amor, no llores más.
Siempre hay un motivo por el que perdonar.
Perdónate, no llores más.
Aun tienes un tu corazón que limpiar.

Comentarios

Aplicación para Android

¿Quieres acceder a mis poemas y relatos en tu móvil? ¡Descárgate la aplicación de AnimaeCordis! Pincha en el símbolo para descargarla:



Saldrá "Vista previa no disponible". No importa, descárgalo y ejecuta el archivo desde tu dispositivo Android, ¡y listo!

Entradas populares de este blog

Monólogo autobiográfico

Amor de tormenta