Dicen que son las noches

Dicen que son las noches.
Pasos rebotando entre paredes.
Abrigos volando como faldas.
Las estrellas.

Dicen que son las noches.
Dos claveles rojos desnudos sobre un charco
Cristales fríos empañados de sudor.
Luces largas.

Dicen que son las noches.
Abrazos ocultos como besos.
Condones tras pasodobles.
Luces negras.

Dicen que son las noches.
Albergues en vaginas.
Semáforos de lluvia en el agua.
Jazz y aceite.

Dicen que son las noches.
Lunas de pan con miel.
Una última copa de aliento.
Flores malvas.

Dicen que son las noches.
Tejados y terrazas.
Sábanas de polvo.
Luego calma.

Dicen que son las noches.
Almohadas de claveles.
Puertas entornadas de par en par.
Luego, el alba.

Dicen que son las noches.
Después sólo que un clavel.
Llantos y gracias.
Luego nada.

Dicen que son las noches.
Amor de doce a siete.
Mono de endorfinas.
Luces blancas.

Dicen que son las noches.
Claveles que buscan claveles.
Besos de agua salada.
Luces malvas.

Dicen que son las noches.
Sábanas de polvo.
Albergues en pieles.
Entornadas.

Dicen que son las noches
dos claveles,
una puerta,
y una cama.

Dicen que son las noches
lluvia y luces.
Cunas para flores
con mañana.

Fotografía de KeanuKeen en Pixabay


Comentarios

Aplicación para Android

¿Quieres acceder a mis poemas y relatos en tu móvil? ¡Descárgate la aplicación de AnimaeCordis! Pincha en el símbolo para descargarla:



Saldrá "Vista previa no disponible". No importa, descárgalo y ejecuta el archivo desde tu dispositivo Android, ¡y listo!

Entradas populares de este blog

Monólogo autobiográfico

Deseo