La experiencia binaria de un corazón humano

Una vela roja al lado de un ordenador con el Windows 7. Incienso y bits. Luz y translucimiento. Luz de día entra por la ventana dejando su rastro al atravesarme en forma de una larga sombra. Y la luz se balancea con una estela de humo. Entonces huelo el humo. Me encanta el incienso.
Me quemo al intentar oler la llama. Se apaga la luz de día. El windows 7 recibe un error inesperado. Pantalla azul y apagón. Y la llama se aviva. Y se balancea.
Me visto y me voy. Se me olvida apagar el incienso. Incienso sin bits.
Me encuentro a mi madre por el camino y me dice: "Cómo me alegro de que, por fin, hayas despertado".
Sonríe avivadamente. La llama de incienso se apaga. Recibo un error inesperado. Bajo mis ojos, pantalla negra y apagón. Mi madre llorando al repararme. Y se balancea. E intenta, de nuevo, despertarme.

Comentarios

Aplicación para Android

¿Quieres acceder a mis poemas y relatos en tu móvil? ¡Descárgate la aplicación de AnimaeCordis! Pincha en el símbolo para descargarla:



Saldrá "Vista previa no disponible". No importa, descárgalo y ejecuta el archivo desde tu dispositivo Android, ¡y listo!

Entradas populares de este blog

Monólogo autobiográfico

Amor de tormenta