He sentido

Te miro
porque siento alivio al mirarte.
Siento que ya
no respiras arena.
He sentido tus músculos desmenuzarse
sobre mi pecho
y pararse el motor de tu cabeza.

He sentido tu angustia, tus relámpagos repentinos,
tus mansedumbres forzadas, tus vomitares de alma;
he visto la calma, la osadía, el hartazgo y la apatía;
lo he visto todo en tu debilidad más profunda
en tu vulnerabilidad más líquida.

Querer es dar cuenta
que la respiración de otro te recuerda
a la tuya. Y viceversa.
Lo he sentido porque te he querido.

Imagen de andreas160578 en Pixabay

de ©Shathu Entayla

Comentarios

Aplicación para Android

¿Quieres acceder a mis poemas y relatos en tu móvil? ¡Descárgate la aplicación de AnimaeCordis! Pincha en el símbolo para descargarla:



Saldrá "Vista previa no disponible". No importa, descárgalo y ejecuta el archivo desde tu dispositivo Android, ¡y listo!

Entradas populares de este blog

Monólogo autobiográfico

Deseo