No es impaciencia. Es desperanza.

Queda muy bonito ir hacia una persona cuando está mal y el resto del día ignorarla. 


¡¡VAMOS!! ¿Alguien más me quiere joder o ya estáis todos apuntados? Pero en fila, que sino no aguanto con todos a la vez. ¡Vamos! El siguiente... ¡Venga! No, esa no me ha dolido, ¡hazlo mejor! ¡TOMA! ¡Sí señor! ¡Golpe directo a mi autoestima!

Una puerta se cierra y... otra se cierra. Si no pecara de bondad habría mandado a la mierda ya a mas de uno. 

Gracias a todos por hacerme revivir mi infancia. Gracias a todos por dejarme solo. Hace poco me dí cuenta que la soledad es un sentimiento, no un estado en el que te encuentras.

El día que reviente, que para mi desgracia y para vuestra fortuna, no llegará nunca, diré y haré cosas que debería haber hecho y no hice... Estoy harto de actuar y pedir perdón por no saber quién soy. Harto de confusiones absurdas y vivencias sin sentido; de esperanzas desesperanzadas.

Hace tiempo que escribo poemas de agradecimiento y de dolor. Hace mucho más que no oigo ni un "gracias" ni un "perdón".

Ser altruista es una putada. Sufres a cambio de nada. Y la nada es tu regalo, al que encima valoras, aunque no sé de qué me quejo, si mi vida es así desde el principio.

Quizá un día no me importen ni esos "gracias" ni esos perdones, aunque quizá también, sea demasiado tarde.

¿Por qué la gente que dice quererme, no me necesita y sólo necesita responderme?

Malditas palabras que invento y que se las lleva el viento cuando me hacen falta. Maldita alquimia.

Los lazos duelen cuando alguien los tensa, y más si evitas no tensarlos. Tantos lazos tirando me ahogan. Tanta gente en mi alma me abruma.

Es lo que tiene ser un criajo inmaduro. Que digo lo que no sé decir, y lo que no debería decir. Es lo que tiene no haber tenido infancia. Es lo que tiene no estar en la gran mayoría de gente que tienes en tu alma.

Ya sé el final de mi historia: no será feliz, y seré yo el culpable.

Comentarios

  1. Quierete un poco mas, no eres tan malo como dices.
    Cruella de Vill ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja!! Y cómo hago eso?? Da igual, si me quiese seguramente no querría tanto a los demás, así que, soy feliz xD.

      Eliminar

Publicar un comentario

Aplicación para Android

¿Quieres acceder a mis poemas y relatos en tu móvil? ¡Descárgate la aplicación de AnimaeCordis! Pincha en el símbolo para descargarla:



Saldrá "Vista previa no disponible". No importa, descárgalo y ejecuta el archivo desde tu dispositivo Android, ¡y listo!

Entradas populares de este blog

Monólogo autobiográfico

Amor de tormenta