La Senda de la Soledad

Soledades incesantes
que caminan contigo al andar
hacia un nicho sin talante
que ni siquiera con "guante"
tu podrías coger o mirar.

Lo peor de la soledad:
no puedes, quieres avanzar.
Viendo crecer tu bondad,
incluso tu sinceridad
ves todo lo común menguar.

Y para mayor pesar
no creas que la gente ayuda
te hace sufrir sin parar
no quedándose a pensar
mientras matan tu alma desnuda.

Por suerte no es permanente
pues a medida que va el tiempo
y que madura la gente
y que se cura tu mente
lo malo se lo lleva el viento.

Aunque está el pensar herido
por tu atormentador pasado
pues "garrote vil" te ha sido
como buen pasado, ha ido
pero es pasado, no olvidado.

Comentarios

Aplicación para Android

¿Quieres acceder a mis poemas y relatos en tu móvil? ¡Descárgate la aplicación de AnimaeCordis! Pincha en el símbolo para descargarla:



Saldrá "Vista previa no disponible". No importa, descárgalo y ejecuta el archivo desde tu dispositivo Android, ¡y listo!

Entradas populares de este blog

Monólogo autobiográfico

Deseo