Ir al contenido principal

Lo que ella me dijo

    Puedo escribir relatos tristes. Como llevo escribiéndolos años. Puedo llorar estrellas que se pierden en el río mientras me siento al borde de la cascada y hablo con ella en el único idioma que la naturaleza entiende.
    Mi compañero de viaje al fin me alcanza, sofocado. Me coge de la pechera y ruge. La naturaleza calla. Me lanza su puño violentamente a la cara y salgo disparado. Puedo volar. Estoy volando sobre el hueco del acantilado. En un segundo empezaré a caer.
   Mi compañero intenta agarrarme lanzando mi nombre en un grito, que se extiende como la onda de un paso del gigante de la muerte sobre la tierra. El segundo pasa. Mi cuerpo, como su la carne sin mi voluntad tuviese conciencia, acelera hacia abajo, siguiendo las gotas de agua que se precipitan veloces. Esto al principio, ocurre sutilmente. Tras ese segundo mi compañero me agarra de la camiseta, ansioso. Le miro un instante. Lo que tarda en moverse un ojo, o el cuello de un gorrión. Su cara parece de suricato cuando sale de su escondite en la hierba.
    Mi compañero no me suelta ni lo hará más. Mi cuerpo le coge y le induce al suyo a acelerar con el mío. Él mira hacia abajo. Desde aquí puedo ver su cara, sus pies y el borde del acantilado que huye de nosotros.
    La naturaleza vuelve a hablar. Me dice "río", "arroyo". "Cascada". "Piedras tropezando". "Pájaros estallando desde un árbol". Me dice "calor de manos". Me dice "piel y sudor". Me dice "ya no hay calor". Seguimos cayendo y de pronto la naturaleza grita "¡tronco de árbol". Luego susurra "madera y huesos que crujen", y mientras lo dice veo a mi compañero alejarse de mí, suspendido en el aire. Su cara es de gorrión con la boca abierta. Mirará abajo y no dejará de hacerlo más. Una gota de sangre me sonríe y sigue cascada abajo mientras la naturaleza me dice, preocupada "tu corazón, tu cuerpo, tus párpados". Me grita "¡paso de gigante sobre el agua!" y los peces huyen. Luego me susurra "raquis de dos piezas sobre granito". Luego "tus párpados".
    Mi compañero me mira fijamente, y yo a él. Luego de aquel tronco astillado en el que se posa cae tímidamente un hilo rojo brillante sobre mi boca y que al salpicar al agua la colorea. Ese hilo de manantial también sabe sonreír. La naturaleza grita "¡caída!", y aquel tronco y mi compañero descienden. La naturaleza grita "¡paso de gigante sobre el agua!", y los peces que sobreviven, huyen. Luego me susurra "olas de agua ocultan troncos y cuerpos" Luego salen burbujas.
    La naturaleza susurra muy bajito "oso que ruge". Y lo veo. Le veo la cabeza frente a mí. La baja y la naturaleza dice "carne y fauces". Un hueso cruje y la naturaleza me susurra "un trozo de raquis cayendo". Luego salen burbujas. De mí sale aquel manantial rojo otra vez, y se diluye con el río. Me resbalo y la naturaleza me dice "río", "arroyo". "Cascada". "Piedras tropezando". "Pájaros estallando desde un árbol", y mientras lo dice, desde el agua, veo el tronco ensangrentado todo lo lejos que lo podré ver jamás.

Comentarios

  1. Realmente me ha encantado, nunca antes había visto técnica narrativa semejante.
    Hay ciertas frases que me parecen pastosas, dificultosas de leer (el primer gigante de la muerte de la tierra...), hay otras que son tan geniales que me da rabia leer ahora expresiones como "gritó su nombre" en vez de "lanzó su nombre en un grito".
    La repetición de "piedras tropezando","río" etc. Me ha parecido extraña, pero en mi mente que todo lo visualiza no han sido las mismas imágenes, sino que se han desarrollado al ritmo de tu relato.
    Lo he visto.
    Ah y lo último, la suavidad con la que el narrador relata los hechos y sus impresiones... Es dulce y un tanto téteica al mismo tiempo. Perfecto final para un relato largo.
    P.D: soy Marcos.

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que ha sido bastante experimental el hecho de que el grueso del desarrollo sea una batería de imágenes entre comillas y separadas por comas. No sabía cómo iba a funcionar, pero me alegro de que sí se entienda.

    Lo que dices de las frases pastosas, lo entiendo, pero, en concreto esa que dices, la uso como sensación plástica, no es para que se entienda racionalmente sino sensacionalmente (de sensación). Es únicamente evocadora.

    Sobre el tono "suave" del relato, me alegro de que te hayas dado cuenta. Es adrede precisamente para que se note la aceptación de su inminente muerte, lo que me parece dulce y tétrico, como dices.

    Lo de "perfecto final para un relato largo", es posible... Pero, ¿con eso quieres decir que el relato está incompleto, te falta más historia o es una mera apreciación?

    PD: Gracias Marcos! :D

    Shathu Entayla

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Popular Posts

La Brújula del Viajero

Creí haber perdido
tu sonrisa en el camino.
La tuve que buscar
sumido en mi pesar.
Ese fue mi destino.

Al principio no sabía
que sin ella seguía
empecé a preguntarme
y más tarde asustarme
¡¿Su fin llegaría?!

Era, solo una sonrisa
una simple premisa
de antes del viaje
más brújula en el paraje
y su expresión, misa.

Me veía perdido
sin ojos y sin oidos:
colega de "Soledad"
hijo de "Temeridad"
pasto del "Frío".

Esto se hacía largo
y mero, sin embargo
repase la situación
y obtuve la razón
me di cuenta de algo...

Me la había dejado
en mi mesa, al lado
de muchos papeles
y decían "No te la lleves
la perderás, y en vano"

Así que, decidí seguir
sin la sonrisa partir,
siguiendo mi camino,
disfrutando el camino
con ganas de vivir.

Llegué a la altitud.
Me faltaba aptitud
"Necesito ayuda.
Algo que acuda.
Un rayo de luz".

Perseveré y llegué
en la roca me senté...
"No siento nada.
¿Cada pie y pisada
para qué las tomé?"

Nada me llenaba.
Algo …

Nuestro Viaje

El viaje de mis sueños
un lugar en el que ver
la verdad de que el mar es
un reflejo del cielo.

Una sombra caida
de un amanecer desolado
que despertando a tu lado
parece dar vida.

Eres tu la razón
de todo mi mundo
de que todo junto
me llegue al corazón.

No es deseo mi intención
simplemente es esa mirada
sincerca, sencilla y clara
la que me llega al corazón.

Es solo una simple fase:
puede un dia acabar
y otra puede empezar
mas no morir sin que pase.

La vida hace cicatrices
mas ellas pueden tener
lo esencial  para aprender
a saber lo que dices.

La clave es disfrutar
hacerse sabio, divertirse
tontear, de gala vestirse
como si fuera el final

Pues después no hay más
es realmente en la vida
la que elige tu ida
y lo que te va a quedar

Tu puedes hacer de la hiel
un brebaje mortal,
una cura vital...
o hacerla dulce miel.

Eres tu, la vida
la que da fuerzas para caer
y das premio a la merced
que levantarse consiga.

Tercer Tributo...Tributo a LA VIDA

El Loco y el Banquero

Es muy interesante
ver como tienes delante
cosas buenas y malas.
¿Qué mejor imaginabas,
reanimar o matarte?

Pongamos una historia:
Cojamos la memoria
de un corrupto banquero
rico y no falto de dinero
rebosante de euforia.

Este falso banquero
repito con mucho dinero
roba a todos su clientes
chantajeando sus mentes
sin crear mal aguëro.

Entonces un día
(quién lo imaginaría)
un "loco" lo asalta y ata,
lo apuñala y lo mata.
Bonita historia yo diría.

Vuelvo a preguntar:
¿Qué me ibas a contestar
si no hubieras leido esto?
Leyendo este sabio texto,
¿a qué personaje culpar?

Era de imaginar
¿Es difícil contestar?
Unos dirán el banquero
otros el loco, sin dinero
Pero vamos a analizar...

Saliendo del tema
y llegando al poema
¿Quién tendría la maldad
y quién la bondad?
Es un profundo dilema.

Ahora a la vida real
¿No crees según la sociedad,
lo que nos enseñan y amamos
nunca nadie tengamos
la misma realidad?

¿Es decir: todo está mal o bien?
¿Todo lo que vemos bien está bien?
¿Todo lo que…