Noche

Mi piel de mar y arena.
Tu piel de cielo y oscuridad.
Desde mi playa y tu horizonte
nos vemos siempre al mirar.
Y veo una estrella ahorcada
por mil besos de cristal
que una vez fueron arena,
y fueron a parar al mar.

Mi arena se prendió fuego
al ver el frío al navegar
y decidí brillar en besos
en el cuello de la oscuridad.
Con los ojos de la playa
vi una mirada horizontal
que me quemaba en ceniza.
Y rompí a fulgurar.

Llegó la noche, para ambos
y el cielo abrazó al mar
Cubriéndolo y protegiéndolo
hasta que volviese a solear.
Y el paisaje tras un paisaje
es sólo mezcla en oscuridad.
Y cuando ven que se miran
y ven la noche pasar
la oscuridad susurra entre olas:
"la constelación es mi mar".



Comentarios

Aplicación para Android

¿Quieres acceder a mis poemas y relatos en tu móvil? ¡Descárgate la aplicación de AnimaeCordis! Pincha en el símbolo para descargarla:



Saldrá "Vista previa no disponible". No importa, descárgalo y ejecuta el archivo desde tu dispositivo Android, ¡y listo!

Entradas populares de este blog

Monólogo autobiográfico

Amor de tormenta