Ir al contenido principal

El Péndulo II: Inversión - Una Historia entre Observadores

El péndulo se sigue moviendo. Es el ritmo base para todos los habitantes del planeta. Pero nadie lo sigue por completo, incluso hay gente que no lo sigue.

Los que no lo siguen, son los "Observadores". Los que pasan de ese péndulo y siguen su propio camino, los que intentan asemejarse al péndulo por seguir una simple y absurda norma social, sin conseguirlo, o los que siguen ese péndulo para entender porqué ese péndulo se mueve así. El problema, es que la comunicación se hace difícil si el observador está parado, y el péndulo en movimiento.

Hay muchos inconvenientes de ser "péndulo". Todos tienen los mismos problemas, todos se solucionan igual. Los problemas crean una sombra extraña en la manivela del péndulo, que pierde el ritmo hasta que el problema se supera y vuelve a la normalidad

Los observadores lo tienen más complicado. Si tienen un problema puede haber varias opciones... Se hunden en su miseria, sus sombras le siguen a él y no al péndulo o se las quitan todas de un empujón aunque les cueste -esas son las personas más fuertes-.

Aunque parezca increíble, la paradoja siempre se resuelve entre el observador y el péndulo. El simple hecho de estar con personas que lo tienen, hace que tú al final lo acabes teniendo, incompleto, pero lo tengas. ¿Si antes no tenías péndulo estabas solo? Sí, así de simple.

Pero el tener péndulo, tiene un precio... más bien un sacrificio. Los observadores atentos a pequeños detalles, y distraídos ante los grandes -al contrario que a los que tienen péndulo- dejan de observar los pequeños detalles, pero no observan los grandes: el péndulo te ha sentado mal.

De repente, se produce una inversión espantosa. Por un lado, puedes convivir mediocremente con la gente que tiene péndulo, pero también es mediocre el cómo convives con los que no lo tienen. 

Lo peor, es conocer a una persona con péndulo y observadora, cosa rara -eso es cuando una persona de las fuertes que mencionaba antes, se hace con un péndulo. Cómo es fuerte, no pierde nada- cuando tú no tenías péndulo, y que vea que lo vas teniendo, es decir, que te vas perdiendo a ti mismo... 

La capacidad de observación del "ex-observador" se centra en sí mismo, pretendiendo ser al contrario, pero sólo con esa persona. No la fallas, pero tu presencia pierde importancia, porque tus palabras se han vuelto inútiles o te han traicionado y no quieren salir. No sirves ya para dar consejos o para animar, que era lo único que tenías. 

Por fuera sigue siendo lo mismo, pero por dentro, "la Persona Fuerte" te omite en su mente, y el "ex-observador" siente que la defrauda...

Lo más increíble de todo, es que el "ex-observador" sólo ha perdido esta habilidad con estas personas. Con el resto, es incluso mejor que antes.

La persona a la que más se defrauda, es a la que es igual que tú.

"¿Por qué cuando mejoras una cosa, se invierte otra? ¿Por qué la que se invierte, tiene que ser cercana a la más importante en tu vida? ¿Por qué me siento solo, rodeado de gente? ¿Por qué te fallo? ¿Por qué nadie me escucha...? ¿Por qué...?"

Porque tienes un péndulo de adorno y sigues igual que siempre, pero sin tí mismo.

Comentarios

Popular Posts

Deseo

Creo que solo te he visto hoy
pero ya te he reconocido
en derramarme por tus ojos.
Te conozco de vivirte antes
con luciérnagas en la garganta.
De funambular acariciando
tu piel con vello de arrozales.
De coserme la lengua con hilo blanco
y que salga todo entre las orejas.

¡Que se partan las puertas y el tiempo!
¡Quiero desearte negra, sucia y dulce!
¡Bañarme en la esfera de un reloj parado!

¡Que se me resquebraja el pecho
y no se parte!
¡Que ver un gorrión sobre tu risa
que ver un lobo sobre tus ansias
que ver tus ojos de aguja en mi cara
o tu cabeza en mi regazo
solivianta la quebrazón de mi pecho!
¡Que no me hables! ¡Que me enajeno!
¡Que es mucha miel en iris, voz y boca!
¡Que se me convierte el pecho
en potable vaso en polvo
de cuyos detellos escapan las luciérnagas!

Te deseo. Me hago feliz pensándote.
Me siento absurdamente vivo.
No me sacia y aun me basta eso.
¡Ay cuando deseo
cómo se me entiernan y encandilan
los ojos del cuerpo!
¡Cómo haces mirar insidioso
en la codicia del afe…

Monólogo autobiográfico

Muebles geométricos llenos de vetas de madera, libros, una cama, libros, un ordenador, un cuadro aún no colgado, una pared blanca pintada con cosas ininteligibles, glosolálicas; un peluche guardián con forma de mapache con una estrella colgada al cuello, una orquídea sana, pero sin flores y un chico de pelo largo estudiando a la par inglés y su falta de vida.

YO. Si me hubieses visto hace solo veinte años. Tenía el pelo corto. Me hacían bullying y no hablaba. Llamaba la atención pero no hablaba. Lloraba pero no hablaba. Un par de luces en forma de padres comprensivos y un señor mayor que me acompañó hasta su muerte (mi madre le cuidaba por las mañanas). Siempre pienso en ir a ponerle flores, le quise mucho, pero al final me acuerdo de ir a verle a su tumba dos meses después. Digo "para el año siguiente". Y así, llevo sin ir dos años.

De pronto, una de esas luces brilló más: la curiosidad. De ahí vino el arte y mi identidad. Luego, como vórtice de Hitchcock, ansiedad en forma …

Dl'gl'vuuta (Poema en lenguaje sensorial

Este poema es un experimento. Está escrito en un idioma de gramática cercana al español, pero las palabras y la morfosintaxis así como el léxico de estas han sido modificados intuitivamente, de forma que, desde mi sensibilidad, expresasen de manera más certera aquello que quería expresar. Las palabras han sido traducidas a un "lenguaje sensorial" inventado y único para este poema. Bajo él, la traducción en español.

REGLAS* FONÉTICAS DE LECTURA: *También puedes leerlo exactamente como te dé la real gana.  - "Dl" y "Gl" se leen como "del" y "guel". A no ser que vayan seguidas de vocal, en cuyo caso se lee como consonante líquida. Se leen tal y como se escriben.
- Las vocales duplicadas como "uu", "yy", "ee",... se pronuncian más largas.
-LAs consonantes duplicadas como "bb", "tt",... se pronuncian más fuertes.
- Las "ś" se leen como una "sh" inglesa (proviene de la ś p…