Aquel sueño en mi vigilia

Esta noche sólo ha habido cinco horas.
Me despertó, del estómago, la boca
gritando los sueños que no había soñado
y que llevan desde el alba peleando.

Ahora, despierto. Ya ha pasado tiempo.
Tanto que puedo contar las horas
desde que al alba se pelearon mis sueños
hasta que he visto despierto cómo lloras.

Para que se calmen, soñando, los sueños
me has dicho que duerma. Que descanse.
Y que no lloremos al levantarme.

Y lo haría, pero tengo un gran problema:
que no puedo de nuevo no estar despierto
pues este poema despierto eres mi sueño.

Comentarios

Aplicación para Android

¿Quieres acceder a mis poemas y relatos en tu móvil? ¡Descárgate la aplicación de AnimaeCordis! Pincha en el símbolo para descargarla:



Saldrá "Vista previa no disponible". No importa, descárgalo y ejecuta el archivo desde tu dispositivo Android, ¡y listo!

Entradas populares de este blog

Monólogo autobiográfico

Amor de tormenta