Ir al contenido principal

Sobre Mí

Mi nombre es Francisco José Hidalgo, nací un doce de diciembre en una casa humilde pero no pobre de Madrid, pero me identifico más con mi nombre artístico: Shathu, el trueno que corta la oscuridad. Soy actor, imitador, escritor, montador, a ratos compositor, a ratos programador y a inspiraciones, dibujante. Resumiendo: creador de emociones.

¿Tiene que ver? ¡Sí! ¿Pues qué tendrían todas esas cosas sin alma? Sólo colores, sonidos y letras vacíos y vacías. ¡Pura materia! Me considero más volador que andador en esta tierra hostil en la que vivimos llamada Tierra.

¡Me encanta el arte y el conocimiento en todos los sentidos! Siempre me ha gustado aprender de lo que estudio, hablo y debato, y divertirme y disfrutar con todo lo que hago y veo, aunque soy más de crear que de ver, todo sea dicho, así que probablemente tengáis frente a vuestra pantalla a la persona más inculta en lo que se refiere a modas y tendencias que os podáis topar. Ni si quiera veo la tele, señores.
¡Pero cuidado! Al igual que un ciego gana tacto, yo he ganado cultura en temas más diversos que los que mueven las modas, y algo de creatividad de paso. La gente me dice que soy raro, diferente, hasta me han llamado "bohemio intelectual" alguna vez...
Yo digo que puede que tengan razón, pero qué pena que la diferencia se base en querer y hacer de tu propia vida lo que quieres que sea. La polifacia es mi amiga desde que tengo uso de razón y creo que mi hambre de crear y el ímpetu por imaginar han hecho de mi lo que hoy soy: un artista. O más concretamente: yo mismo.
No soy más que un senderista perdido en la montaña por el placer de admirar la naturaleza, pero soy más que cualquiera que ser rinda al kilómetro y medio en una senda por tener una simple ampolla.

Mi mayor virtud es el esfuerzo. Mi mayor habilidad, mi curiosa creatividad. Mi mayor defecto, el pensar demasiado las cosas, sobretodo lo que me importa. Otra mala costrumbre que tengo es la solidaridad, pero qué le voy a hacer, no sé vivir solo: es triste hacerlo, amo demasiado a quien amo. Amo a todo el mundo, aunque no suela decirlo. Supongo que eso es consecuencia de no saber odiar.
En fin, no me quejo: sarna con gusto no pica, aunque mortifica, o eso dicen. Espero que no me mortifique pronto, que tengo muchas cosas que hacer y contaros antes de morir.
¡Y este soy yo! Un senderista lleno de callos. Un loco cuerdo por su locura. Un coleccionista de experiencias. Un baúl de secretos. Un fanático preso del amor libre. Un trueno que rompe nieblas. Un artista dispuesto a hacer de su vida un arte de magia.  

Os veo en el maravilloso mundo de las musas. En Entayla, la utopía que armoniza la vida; en Oniria, donde Morfeo reparte sueños; en Anima e Cordis, donde el alma y el corazón no hacen caso a la mente y se ponen a jugar con los sentimientos. Donde todo es lo que puede ser, y nada es lo que debería haber sido.

VERSIÓN EN VÍDEO:


¡Una luz para vuestras sombras! =)
Shathu.

Comentarios

  1. Hola, Sathu, te dejo la dirección de mi blog: angelaramosgonzalez.blogspot.com El último umbral.
    Por cierto, no encuentro ese monólogo tuyo tan bello de quinientos versos sobre el amor. ¿Cómo se titula?
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que el poema de quinientos versos no está publicado. Quiero registrarlo a parte primero antes. Se llama "Lo que siempre te digo que nunca te dije".

      Eliminar

Publicar un comentario

Popular Posts

Nuestro Viaje

El viaje de mis sueños
un lugar en el que ver
la verdad de que el mar es
un reflejo del cielo.

Una sombra caida
de un amanecer desolado
que despertando a tu lado
parece dar vida.

Eres tu la razón
de todo mi mundo
de que todo junto
me llegue al corazón.

No es deseo mi intención
simplemente es esa mirada
sincerca, sencilla y clara
la que me llega al corazón.

Es solo una simple fase:
puede un dia acabar
y otra puede empezar
mas no morir sin que pase.

La vida hace cicatrices
mas ellas pueden tener
lo esencial  para aprender
a saber lo que dices.

La clave es disfrutar
hacerse sabio, divertirse
tontear, de gala vestirse
como si fuera el final

Pues después no hay más
es realmente en la vida
la que elige tu ida
y lo que te va a quedar

Tu puedes hacer de la hiel
un brebaje mortal,
una cura vital...
o hacerla dulce miel.

Eres tu, la vida
la que da fuerzas para caer
y das premio a la merced
que levantarse consiga.

Tercer Tributo...Tributo a LA VIDA

Regalo de El Invisible (El Sonido de la Euforia)

Es increíble
como aquel sonido
extrañamente ha ido
de forma inaudible.

Es el campamento
de vivencias nuevas,
de viejas estelas,
de sueños perfectos.

Ha sido un lugar
perfecto para sentir
extraño para vivir
y difícil de olvidar.

Todos recordaremos.
Aquellos buenos momentos
estarán en el campamento;
mientras, seguiremos.

Ese sonido será el legado
y es lo que debes recordar:
que siempre disfrutarás
cual sea tu pasado.

Aquel sonido inaudible
siempre irá bien
ahora, descubre quién
es tu amigo invisible.


Este poema es un regalo de Amigo Invisible en el Campamento de Cine en Extremadura de 2010. Es Un claro ejemplo de lo que vivíMOS interiormente en ese campamento.

El Destinatario del Regalo, que tiene este poema en mano es...Ana Alvalat.

Este poema, también está dedicado a todos los que sufrieron El Tapón y los que estuvieron en el campamento...

La Luz de la Muerte

Estaba asustado,
estaba acorralado
al lado de mi amiga.
En el vacío me veía
de este acantilado.

Los matones la cogieron
y estos caer me vieron.
(Ella también lo vió)
Entonces usé mi don:
iluminado salté del agujero.

Un haz de luz me cubría.
En el aire me mantenía
viendo la expectación
del osado matón
que sostenía a mi amiga.

Rápidamente la cogí
y muy lejos me fui
con ella iba corriendo
por el nefasto sendo
que me llevaría al fin.

De frente les encontramos.
La dije "Atrás, vamos".
El acantilado del río
adornado por un navío
nos tenía atrapados.

No teníamos qué hacer
"Iluminarme no podré.
Perderé mi vida
aunque la suya siga.
Lo haré la salvaré".

La agarré de la mano
y caímos en picado.
La dí un fuerte abrazo
la cogí de los brazos.
Mi vida ha terminado.

Antes de perecer
hacia arriba la lancé
y conseguí frenar
su gran caïda mortal.
Pero, no la veré...

El Segundo Tributo: Al SACRIFICIO
(inspirado en la canción de Muse "Bliss")